Vol. 5 Cap. 8

Capítulo 8 – Contramedidas Anti-Reina Demonio

Después de tener sexo hasta caer rendido, finalmente conquiste a Glinnis e hice que se uniera a mi equipo.

Ahora ella es nuestra mejor miembro en términos de Fuerza Física.

Aunque me las arregle para revertir las cosas al final, si no hubiese atacado primero o si le hubiese dado tiempo suficiente de recuperarse, habría perdido sin lugar a dudas.

Mire a Glinnis que seguía acostada en la cama.

“Ahora puedes responder mis preguntas, ¿cierto?”

“Si, ahora sí. Después de todo ya le pertenezco a Allan……”

Después de un breve descanso, ella se levantó.

Ella se vino una y otra vez, ¿en serio se recuperó en tan poco tiempo?

Lo sabía, las súcubos son aterradoras.

Dándole gracias a dios de que solamente me enfrenté a Glinnis, fui directo al punto.

“¿Dónde está la mochila que me robaste? La quiero de vuelta”

Sin ella, nuestra misión fracasara.

“Se donde esta……pero será muy difícil recuperarla”

“¿Por qué? ¿Está en la jaula de una bestia?”

“Bueno, puede que una bestia hubiese sido diez, no, cien veces mejor”

Glinnis puso una expresión preocupada.

No ha pasado mucho tiempo desde que la conocí, pero esta chica es básicamente una persona enérgica y despreocupada.

Y justo ahora esa chica está preocupada e insegura. No sé cómo reaccionar ante esta situación.

“Está bien, por lo mientras, ¿puedes decirme donde esta?”

Apresure a Glinnis para proseguir.

Sin importar cuán difícil sea el obstáculo, nos las arreglaremos para resolverlo.

Sin embargo, todo cambio cuando esas palabras salieron de su boca.

“Envié tu mochila al castillo de la Reina Demonio”

“Así que la Reina Demonio. Espera, ¡¿La Reina Demonio?!”

Me acerqué a Glinnis y la sacudí de los hombros un par de veces.

“La Reina Demonio es la gobernante de los Demonios, ¿cierto? ¡Contéstame!”

“¡Alto! ¡No me sacudas, me estoy mareando!”

Ella me grito, probablemente por estarla agitando.

Retire mis manos.

Ah, perdón. Fue tan inesperado que yo……”

“Está bien, siempre y cuando no lo vuelvas a hacer……”

Después de tranquilizarse, ella continuo.

“A decir verdad, Allan, nosotros los Demonios hemos estado vigilándolos a ti y a tu grupo por un tiempo”

“¿Qué? Pero jamás me di cuenta…… ¿Desde cuándo?”

“Bueno, creo que desde que estuvieron en Bivnaheim”

¿Me tenían vigilado desde justo después de salir del País de los Espíritus?

“¿Pero ¿cómo?”

Mientras estaba pensando al respecto, Glinnis se puso frente a mí.

A pesar de que ella es una Demonio, su apariencia física es igual a la de los humanos.

“Espera, ¿fueron las súcubos quienes nos estuvieron vigilando?”

“¡Correcto! ¡Nosotras las súcubos hemos estado infiltrándonos en las ciudades de los humanos desde hace mucho tiempo!”

Glinnis aplaudió cuando adivine.

Ya veo, se podría decir que de entre todos los demonios las súcubos son las mejores agentes de espionaje.

Eso dicho, la hermosa mujer frente a mí, quien es su jefa, no tiene ni una pisca de agente secreto.

“Como nosotras las súcubos originalmente nos infiltrábamos a los asentamientos humanos para seducir a sus hombres, pasar a reunir información fue muy sencillo”

“Entiendo que lo hicieran en Bivnaheim, ¿pero incluso en Norcheim?”

“Claro, ¿Qué no es obvio? Es cierto que tienen un muro muy alto y soldados en el exterior, pero una vez que logras entrar su vigilancia es muy débil”

Bueno, no dudo que eso sea cierto.

Para ellos, los Demonios solo pueden usar la violencia y ni siquiera se les ocurriría que estos ‘brutos’ son capaces de enviar espías.

“Entiendo la parte de que fuimos descubiertos por los Demonios, pero sigo sin entender algo, ¿Por qué no intentaron deshacerse de nosotros inmediatamente si éramos un obstáculo para ustedes?”

Ni yo, ni Cecil ni las demás nos dimos cuenta.

Si nos hubieran atacado por sorpresa, justo ahora estaríamos muertos.

“La Reina Demonio estaba más interesada en las ramas de los King Trees que en ti, Allan. Ah, por cierto, ella fue quien me ordeno robártelas”

“¿Qué?”

“Si. Ella te dejo reunir todas las ramas para después quitártelas una vez que llegaras aquí”

¿Qué demonios? Esto es humillante.

Todo este tiempo fui tratado como un peón- no, ¡como un mensajero!

“No perdonare a la Reina de los Demonios. Realmente quiero hacerla pedazos justo ahora”

Cada rama me fue confiada por los Reyes de cada país.

No puedo quedarme de brazos cruzados ahora que me las robo.

“Glinnis, por favor llévame con la Reina Demonio”

Yo, que estaba lleno de ira, le ordene.

“¿No será mejor que te tranquilices? Mis subordinadas están resguardando a la Reina Demonio en este momento”

“Mejor aún. Puedes ordenarles a tus subordinadas que me dejen pasar, ¿cierto?”

“¡Imposible! Las súcubos no tenemos un fuerte sentido de camaradería. ¡Me reportaran con la Reina Demonio sin dudarlo si creen que estoy actuando sospechosamente!”

Eso me recuerda que los demonios favorecen a los fuertes, sin importar su origen.

Si ese es el caso, ¿Cómo le hace alguien para que los demás lo o la obedezcan?

Siguiendo esa teoría, entonces Glinnis, su reina, es, de cierta manera, su enemigo en común.

“En el peor escenario, nos expondrán y esos musculosos cabezas de chorlito de las demás tribus definitivamente nos atacarán”

“Bueno, incluso si no podemos vencerlos a todos, solamente tenemos que derrotar a la Reina Demonio antes de que lleguen”

Ya sea para huir o para emboscarlos, no será bueno darles tiempo para prepararse.

Si la Reina Demonio puede usar magia, entonces también existe el riesgo de ser atacados por un potente hechizo.

“Tenemos que encontrar una manera para que las súcubos no nos delaten”

“Sería más fácil si pudiésemos usar magia……”

“Espera, ¿las súcubos no pueden usar magia? ¿Entonces lo que me dijiste hace rato fue mentira?”

“Así es, cuando intentamos seducir a un hombre usamos nuestros cuerpos y palabras en su lugar”

Me quede sorprendido por la impactante revelación, pero al mismo tiempo se me ocurrió una gran idea.

“Pensé que como eras una súcubo podías usar magia de tentación o algo así, pero……”

Uhh, Allan, ¿Por qué estas sonriendo?”

“¿Por qué no habría de hacerlo? Déjame explicarte……”

Le conté a Glinnis mi idea.

“¿Eh? ¡Eeeeeeh! ¿Lo dices en serio?”

“¿Quién fue el que te gano usando sexo? ¿Qué acaso no lo tienes frente a ti?”

Sonreí otra vez ante la atónita Glinnis.

○○○○

“Así que la Reina Demonio le robo las ramas de los King Trees a Allan-sama y mientras tanto tu estuviste teniendo sexo con esta súcubo de aquí, ¿no es verdad?”

“Básicamente. ¿Pero en serio debías plantearlo de esa forma?”

Después de eso, lleve a Glinnis para reunirnos con Cecil y las demás.

Fui torturado por preguntas sobre ella y lo que sucedió, entre otras cosas, pero de momento primero decidimos buscar alojamiento.

Es por eso por lo que justo ahora estábamos en una posada que no estaba siendo vigilado por los Demonios, gracias a la ayuda de Glinnis por supuesto.

Es muy fácil cuando una residente local te está guiando.

No obstante, tan pronto como entramos en la posada, Cecil y las demás comenzaron a interrogarme de inmediato.

“¡Esto es malo, muy malo, Allan-sama! ¡Esas ramas son cosas muy importantes que nos confiaron los reyes de todos los países!”

“Ya lo sé. Es por eso por lo que ya pensé en un plan”

“¿Un plan? Pero la Reina de Lachmaheim…… ¿La Reina Demonio permanecerá mucho tiempo en el castillo?”

Aunque preocupada, Cecil me pregunto con curiosidad.

Es verdad que es imposible entrar sin un guía.

“Ten. Obtuve esta información de Glinnis, usare esto junto con mi magia para pasar a las súcubos que resguardan el castillo”

Hmmm, ¿Magia? ¿Y qué magia usaras, Allan-kun?”

“La magia de tentación que me enseñaste, Effie”

“¿Usar magia de tentación en una súcubo? Me pregunto si funcionara”

Ella, quien sabe más sobre magia en nuestro grupo, tiene dudas al respecto.

Bueno, yo también pensé lo mismo al principio.

“Al parecer las súcubos de aquí no pueden usar magia. Además, ellas jamás esperaran que alguien use magia de tentación en ellas, la epitome de la tentación”

Oh, usarla como un ataque sorpresa. Me gusta la idea”

Effie quedo convencida con esta explicación.

La magia de tentación que ataca la mente es más difícil de contrarrestar que la magia que atacaba el cuerpo.

“Sin embargo, todavía hay un problema. No tengo suficiente poder mágico para encargarme de todas las súcubos resguardando el castillo”

“Justo ahora hay al menos cien súcubos protegiendo el castillo. Incluso si escogemos la ruta menos vigilada, todavía tendré que usar mi magia por lo menos una docena de veces……Por lo tanto, me gustaría pedirles que me ayudaran”

“¿Y que deberíamos hacer, Príncipe?”

“Hare cualquier cosa por ti, Onii-san”

“Yo también, cualquier cosa que necesite, considérela un hecho”

Fran, Helena y Erune también ofrecieron su cooperación.

“Solo les pediré una cosa. Y eso es – que me dejen hacerles el amor a todas”

Cuando dije eso, todas se quedaron boquiabiertas.

Bueno, ya me esperaba esta reacción……


Notas del Traductor

¡¡Hola a todo el mundo!! Soy shironeko5th.

¡¿Qué?! ¡¿Acaso Allan al fin tendrá una orgia con el harem entero?!

Si te gusto la traducción considera apoyarme en Patreon y además obtén acceso a contenidos exclusivos y a mas capítulos antes que los demás.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s