Vol. 5 Cap. 7

Capítulo 7 – La Sumisión de la Súcubo

Saque mi polla del interior de Glinnis mientras jadeaba tratando de recobrar el aliento.

Ella no dejaba de sorprenderme, justo ahora los pliegues de su vagina todavía seguían aferrándose a mi miembro para estimularlo.

En el momento que retire mi polla, su vagina se quedó abierta y mi semen comenzó a derramarse de su interior.

Al verla era evidente que eyacule una gran cantidad.

Si fuera alguien más, esa persona estaría satisfecha con esto……

“Pero no espero que esto sea suficiente para una súcubo como ella. Además, mi lujuria todavía sigue ardiendo”

Ese cuerpo que podría tentar a cualquier hombre en el mundo. Mi deseo por ese cuerpo es mucho mayor ahora que lo he probado una vez.

Aquellos sujetos que no pudieron sobrevivir seguramente fueron consumidos por este deseo hasta quedar completamente secos.

Pero aun así no retrocederé.

No puedes conseguir los cachorros sin meterte al nido del tigre.

“Perdón por hacer esto mientras descansas, Glinnis, pero tengo que continuar”

Haa, fuu…… ¿mmh? ¿Allan?”

Parece que esta chica sigue perdida en su propio vórtice de placer después de venirse y recibir mi semen en su interior.

Ni si quiera las súcubos son inmunes a los efectos de orgasmos múltiples.

“Solo para tu información, todavía puedo seguir. Las súcubos aman tener sexo, ¿cierto? En ese caso……”

Voltee su cuerpo mientras le decía eso.

Por segunda vez hoy tenía el trasero de Glinnis justo frente a mis ojos.

Me estire para tomar una cuerda que se encontraba a un lado de la cama.

Esta probablemente sea una herramienta usada en los juegos S&M y debo admitir que era de excelente calidad.

“Lo lamento, pero tengo que sellar tus movimientos. Se que la cama es el territorio de las súcubos”

Até ambas manos de Glinnis, que estaba acostada sobre su estómago, detrás de su espalda.

Ahora ya no podrá usar sus manos.

Me sentí un poco aliviado y entonces me acomodé para cogerme a Glinnis otra vez.

“Pues bien, ¿comenzamos con la siguiente ronda?”

Alcé su cadera para que quedara sobre sus rodillas y enseguida presione mi polla contra su lugar más íntimo.

“……Allan, ya fue suficiente. Déjame descansar un poco, por favor”

“¿Oh? ¿Ya recobraste la conciencia? Qué raro”

“¡Tú, que hiciste que una súcubo se desmayara por tener sexo, eres el raro!”

Glinnis me grito quejándose.

A pesar de que tenía su actitud de siempre, su respiración era pesada.

Probablemente porque su empapado interior sigue recuperándose por haberse ‘derretido’ hace rato.

“¿Así que esperas que esta pequeña charla te de algo de tiempo para recuperarte?”

Uuugh……si ya lo sabias entonces al menos debiste disimular y seguirme el juego”

Cuando mire el rostro de Glinnis, sus ojos estaban humedecidos con lágrimas.

Si algún otro hombre viera esos ojos, seguramente habría sido manipulado para hacer lo que fuera para complacerla.

“Es una lástima que se trate de mí, ya que siempre estoy rodeado de extraordinariamente bellas mujeres, un truco tan simple como este no me hará siquiera vacilar”

Es cierto que Glinnis es hermosa, pero yo estoy acostumbrado a ver bellas del calibre de Cecil y las demás chicas todos los días.

Creo que esto hizo que me volviera más resistente a las mujeres, o, mejor dicho, hizo que mis estándares se volvieran más altos de lo normal.

“¿Todas las mujeres que viajan contigo son tus amantes? ¿Eh? Imposible……”

“¡Por supuesto! Y ellas también son la razón por la cual tus intentos de tentarme son inútiles…… ¡Aquí voy!”

“¡Hiuu! ¡E-entro en mi otra vez!”

Empuje mi todavía dura polla dentro de la ahora débil Glinnis.

Como esperaba, su vagina sigue retorciéndose por su orgasmo.

En ese caso, ¡puedo cogérmela tanto como quiera!

“¡En serio no puedo seguir haciéndolo! Ya te lo había dicho, Allan, por favor…… ¡ugyuu!”

Glinnis, que tenía sus manos atadas, intento resistirse con sus piernas, pero no pudo darme ni una patada porque estaba sujetándolas con mis manos.

Mientras ella se resistía, yo movía mi cintura lentamente.

Enfocándome especialmente alrededor de su lugar más profundo, el cual era una zona muy sensible suya.

“¡Hiyauu, Aaahan! ¡No, deja de golpearme ahí!”

“¿Oh? ¿Se siente bien en ese punto? Entonces déjame hacer que te sientas aún mejor. Solo relájate y déjamelo a mí, ¡me asegurare de que experimentes el mejor placer de tu vida!”

Ahh……no puedo creer que una súcubo como yo sería derrotada por un elfo……”

Glinnis refunfuño derrotada.

Sin embargo, contrario a su actitud, su vagina seguía tratando de ordeñarme.

Lo sabía, su cuerpo es honesto. Y parece que no será capaz de resistir el placer por más tiempo.

“¿Qué tal? ¿Te volviste adicta a tener sexo conmigo?”

Uuu……admito que se siente muy bien……”

A pesar de que ella, al igual que su vagina, estaban agotadas junto con la forma en la que gemía indecentemente, Glinnis parecía estar en conflicto por lo que dije.

“Si te vuelves mi mujer, te amare de esta forma las veces que quieras”

“¡Uuugh, uuuuugh! Aunque mi corazón se tambaleo un instante, ¡sigo siendo una súcubo! Vivo para exprimir el semen de los hombres”

Heee, tienes un gran sentido del deber, que inesperado”

Siempre creí que las súcubos eran unas creaturas hedonistas que solo pensaban en divertirse y tener sexo. Parece que me equivoque esta vez.

“Como sea, nosotras las súcubos también somos Demonios, ¿sabes? Para nosotras el sexo es lo mismo que una pelea”

“¿Y su honor depende del número de hombres que han sido sus víctimas?”

“Básicamente. Además, a pesar de que me veo así, yo soy la Reina de las Súcubos, ¿sabes?”

“¿La Reina? Eso es asombroso”

Ella jugo conmigo unilateralmente y fue muy frustrante, pero jamás se me ocurrió que ella fuese la reina……

Eso también significa que ella tiene el cuerpo más erótico y las mejores técnicas de entre todas las súcubos. En otras palabras, lo mejor de lo mejor.

“Yo soy quien está sorprendida por la manera en la que me hiciste caer”

Todas mis compañeras provienen de diferentes lugares y razas, y todas tienen cuerpos y personalidades igual de variadas.

“Ahora que he llegado hasta aquí, también quiero a una mujer Demonio para completar el set»

“Allan es tan codicioso que no puedo decidir si en verdad eres un elfo o no…… ¡Ahn!”

“¿No es eso algo bueno? Y yo que pensaba que tenía más que suficiente suerte para llevarlo a cabo”

Después de decir eso, hice que los movimientos de mi cintura se volvieran más intensos.

Mi objetivo esta vez es hacer que esta mujer, Glinnis, se someta a mí.

¡Debo grabar en su cuerpo que yo soy quien se convertirá en su amo!

“¡Nhaa, hafuu! ¡Otra vez estas siendo bruscooo! No, por favor, mi vagina, ¡mi vagina se va a rooompeeeer!”

¡Hare que esa vagina tuya recuerde la forma de mi polla para siempre!

Inserte mi dura polla hasta lo más profundo, cambiando la forma de su interior como una barra de acero.

“¿Qué tal? ¿Es suficiente para probarte que soy el indicado para ti?”

Continúe embistiendo su cadera rápidamente.

“N-No, mi interior, mi interior no volverá a ser el mismo si haces eso……Nooo…… ¡haahiiinn!”

Glinnis estaba disfrutando del placer mientras derramaba lágrimas. Esta vez no estaba fingiendo.

Parece que después de haber atacado su vagina sin descanso ella finalmente se rompió.

“Ya no serás capaz de sentirte satisfecha teniendo sexo con otros hombres, ahora ya no tienes otra opción. Vamos, admítelo. Admite de una vez por todas que eres mía”

“¡N-No, no puedo! Pero a este paso…… ¡Noo, me estoy volviendo suya! ¡Mi cuerpo quiere entregarse a Allan!”

Mientras ella presionaba su cara contra la cama, su cuerpo entero se estremecía en sincronía con mi cintura.

Al parecer su siguiente orgasmo estaba cerca.

Deje de moverme abruptamente y le hable a Glinnis.

“Si prometes que serás mía. Hare que te vengas – de la forma más placentera posible que puedas imaginar”

Haahaaa…… ¿Qué pasara si no lo hago?”

“Veamos…… ¿Qué tal si lanzo un hechizo que no te dejara venirte sin importar cuan duro lo intentes?”

“¿J-Justo ahora? ¡Eso es como sentenciarme a muerte! ¡Realmente necesito venirme!”

Ella abrió sus ojos ampliamente en pánico.

Bueno, sería algo doloroso para ello si la dejo en este estado sin darle alivio.

No es fácil pensar con claridad con su cuerpo ardiendo de esta forma.

“¿Y? ¿Qué decides, Glinnis?”

Cuando le hice esa pregunta, ella, como si se hubiera dado por vencida, finalmente asintió.

“¡Lo hare! ¡Me convertiré en la mujer de Allan! ¡Por lo tanto apresúrate y haz que me venga!”

Al escuchar esas palabras sonreí de la felicidad.

“Eso es lo que quería escuchar. Pues bien, déjame enviarte al paraíso”

La vagina de Glinnis se contrajo y estremeció, así que use toda mi fuerza para penetrarla con mi dura polla.

“¡Ahiiii! Esto es, ¡esto es lo que había estado espeeeeraaandooo!”

 Glinnis tembló por el impacto, como si hubiera empalado su cuerpo entero.

Su cuerpo se deslizaba sobre la cama, probablemente porque no puede usar sus manos, además de que sus piernas que habían estado soportando su cintura también se quedaron sin fuerzas.

“Oye, oye, ¿Qué no eres una súcubo?”

“¡Es culpa de Allan por ser tan bueno! ¡Tu cosa es tan adictiva que ya no puedo vivir sin ella!”

“Eso está bien ya que no volverás a hacerlo con ningún otro hombre además de mi”

Aunque su cuerpo se quedó sin fuerzas, su vagina seguía aferrándose a mi polla fuertemente.

“Ya no puedes moverte, pero sigues tratando de extraer la esencia de un hombre. Una verdadera súcubo hasta el final. Estoy por venirme, así que recíbelo todo”

“¡Ahhn, me vengo, estoy viniéndome otra veeeeez!”

Oh, déjame ver tu cara de placer al venirte”

“……… ¡Uug! ¡¡Meee veeengooooo!!”

¡Dobyuu, byururururu!

Empuje la cabeza de mi polla hasta la entrada de su útero y entonces vertí mi semen en su interior, haciendo que el trasero de Glinnis se estremeciera en respuesta.

Al igual que una manguera, llene su útero y vagina por completo.

“¡Jaja, ajajaja! Perdí, en verdad perdí……”

Murmuro Glinnis y enseguida se desplomo sobre la cama.

Yo, tan exhausto como ella, bajé mi cintura y me senté en la cama.

Es bueno que al fin me las arregle para hacer que Glinnis sucumbiera, ¿pero que pasara después?

Quiero recuperar las ramas de los King Trees tan rápido como sea posible.


Notas del Traductor

¡¡Hola a todo el mundo!! Soy shironeko5th.

Allan gano el tercer asalto y se llevó el premio, ¡Glinnis!

Si te gusto la traducción considera apoyarme en Patreon y además obtén acceso a contenidos exclusivos y a mas capítulos antes que los demás.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s