Vol. 4 Cap. 6

Capítulo 6 – En el Patio Trasero de la Escuela 1

No había señales de personas cuando llegamos al patio trasero.

Y justo como esperaba, las descuidadas plantas y árboles proveían el número justo de obstrucciones que necesito.

Encontré un claro de pasto y acosté a Amelia ahí.

Aunque debilité el poder de mi hechizo solo para contenerla durante nuestra pelea, le apliqué un hechizo de recuperación por si acaso.

Después de hacerlo, Amelia comenzó a respirar más fácilmente.

Solo para estar seguro, decidí colocarle algunas restricciones para que no haga un escándalo cuando despierte.

Con restricciones me refiero a un pañuelo grande que saqué de mi bolsillo que usé para atar sus manos.

De esta forma no tendré que preocuparme de que contraataque.

“Oye, ¿Cuánto tiempo más piensas seguir durmiendo?”

Hnnnn, nnu……”

Agité el hombro de Amelia y acerqué mi cara a la suya para revisar su respiración.

Amelia gimió al despertar, antes de abrir los ojos para toparse con mi rostro.

Ella de inmediato trató de alejarse, solo para descubrir que había restringido su cuerpo.

“¡Quítame esta cosa! ¿En serio crees que está bien que un profesor haga esto?”

“Bueno, debo admitir que no es la mejor de las ideas”

“Entonces desátame enseguida. O tu sentencia será mayor”

“Oye, espera, ¿no estas apresurándote demasiado?”

¿Se saltó el reportarle a la escuela y en su lugar fue directo a un juicio?

“¿No se da cuenta de que este es el final de su carrera? Oh Mr. Krause, el excelente profesor y genio hechicero de la corte que fue expulsado de la más prestigiosa escuela por atacar a una estudiante”

“¿Estas intentando acusarme de eso?”

“¿Qué no es obvio? Claro que eso hago. ¿O es que acaso ese genio cerebro tuyo solo está de adorno?”

Amelia está enojada, habló como si le estuviera explicando algo obvio a un idiota incapaz de entender.

Suspiré y me le quedé viendo.

La cosa que llamó mi atención fueron sus senos, ya que eran muy grandes.

Enormes, de hecho.

“¿Dónde crees que estas mirando?”

Amelia se dio cuenta de que la observaba e intentó cubrirse, pero se le olvidó que tenía los brazos atados detrás de su espalda, así que no pudo hacerlo.

Ella entonces intentó ponerse de pie, pero tampoco pudo porque yo se lo impedí.

“¡Aléjate de mí, bastardo!”

Al final, ella intentó patearme, así que no tuve más opción que activar mi hechizo de manipulación corporal.

Al igual que una máquina que se quedó sin energía, las piernas de Amelia regresaron al suelo.

Kuh, ¿Pero qué- …… ¿Qué está pasando?”

Estoy seguro de que estaba intentando resistirse con su magia, pero sus esfuerzos fueron en vano. Ya que estaba siendo bloqueada por un hechizo mágico que apliqué en el pañuelo con el que la até, la chica frente a mí no era más que una hermosa e indefensa damisela.

Así de fácil, la estudiante becada genio, Amelia, se quedó sin forma de resistirse.

“Deja de darme más trabajo. Es un fastidio”

“¡Bastardo!”

Cuando al fin se dio cuenta de que no puede poner resistencia alguna, ella comenzó a insultarme.

Pero en esta situación, no eran más que unos lindos ladridos.

“Pues bien. Ahora que estás despierta, es hora de que hablemos de negocios”

“¿Negocios? ¿En serio crees que tienes el derecho de negociar conmigo después de lo que has hecho? ¡Desátame ahora mismo! ¡O sufrirás las consecuencias!”

“Tú…… ¿Quién te crees que eres?”

“¿Qué? ¿Estas provocándome? Yo soy-“

“Una simple plebeya que no puede reconocer su lugar. ¿Tienes idea de lo que acabas de hacer? Atacaste a un profesor dentro de la escuela sin ninguna advertencia. Peor aún, a un antiguo oficial de la corte”

Hmph, ¿en serio crees que te creerán? Soy una estudiante becada, una genio que los superará en el futuro. Es mi derecho que me den un tratamiento especial y deberías estar feliz de convertirte en un escalón hacia mi futuro. Además, ¿Qué no eres un hechicero de la corte? ¿No te da vergüenza usar métodos tan despreciables contra mí? ¡Esa no fue una pelea justa!”

Wow, he conocido muchas personas con delirios de grandeza, pero es la primera vez que me topo con una estudiante que lo admita tan abiertamente. Mas aun viniendo de parte de alguien que tiene un estatus menor que el mío.

“Parece que todavía no entiendes la gravedad de tu ofensa. Acabas de atacar a un oficial, aunque retirado, sin ninguna clase de razón. A pesar de que dejé mi trabajo como hechicero de la corte, sigo estando al servicio del país.

Tienes mucha suerte de que yo sea a quien atacaste, Miss Burness. Si hubiese sido alguien más, en el mejor de los casos habrías sido expulsada y en el peor tú y tu familia habrían recibido la pena de muerte. La mayoría de las profesoras y estudiantes de aquí tienen un alto estatus en este país o están relacionadas a alguien que lo tiene. Si no me crees, ¿Qué te parece si vamos a la oficina de la directora ahora mismo? Para acelerar tu proceso de expulsión y encontrar a alguien que ocupe tu puesto”

“¡Ellos no pueden hacer eso! Si lo hicieran, mi padre y yo no-“

“Además, ¿pelea justa? ¿Consideras justo el atacarme con un hechizo sin siquiera haber solicitado un duelo? Para su información, Miss Burness, tenemos campos de entrenamiento específicos para esa clase de actividad. ¿O es que acaso le asusta que la vean perder?”

“¡N-No tengo miedo! Es solo-“

“Incluso si peleamos otra vez, el resultado sería el mismo. Tu hechizo de relámpagos es un ejemplo perfecto de la forma de conjurar un hechizo descrita en un libro de texto. El tiempo que te tomó materializar el circulo mágico frente a mí fue más que suficiente para permitirme lidiar contigo en más de mil formas diferentes sin que tuvieras oportunidad de reaccionar. ¿No me crees? Mira esto”

Primero conjuré un domo transparente para contener el sonido solo para estar seguro, entonces, con un chasquido de mis dedos,

¡KABOOM!

Un suave estruendo de trueno resonó dentro del domo. Justo frente a Amelia había una zona cristalizada en el suelo, resultado del relámpago que conjuré.

“………”

“………”

Solo había asombro en los ojos de Amelia, el cual se convirtió en resignación y después en miedo. Ella se me quedo viendo temblando.

Creo que me pase un poco.

“Como podrás ver hay una enorme diferencia en nuestras habilidades y si eres una genio como proclamas ser, eso debió bastar para darte cuenta. Como sea, lo que hiciste causaría una gran conmoción que también me afectaría a mí. Así que, ¿qué te parece si hacemos un trato?”

HHmph. Eres muy arrogante para alguien que amarró a una estudiante. Muy bien. Dime tus demandas”

(Ese hechizo de ahora, ¡no detecté ningún preparativo o circulo mágico antes de que lo conjurara! Si hubiese sido golpeada por él, ¡habría sido mi fin! Pero tengo que mantener la calma, ¡o si no este hombre se saldrá con la suya!)

“Como se esperaba de Miss Burness, en verdad eres una mujer inteligente. Después de todo, la academia no te hubiese escogido para darte una beca si no lo fueras, ¿cierto? Como sea, ya que sigues en tu primer año no seré muy duro contigo. Sin embargo, como tu ofensa es muy grave, no puedo dejarlo pasar. Ah, por cierto, acabo de deshechizar tus ataduras. No quiero que digas que estoy forzando a una estudiante a hacer lo que digo”

“¡Fue suficiente de tu sermón y charla sin sentido! ¡Apresúrate y dime que es lo que quieres!”

“Es algo muy simple. Quiero tu cuerpo”

“Mi…… ¿cuerpo?”

“Si, tu cuerpo. Como te habrás dado cuenta, tú eres un muy buen espécimen, Miss Burness”

“¡¿Quieres que me convierta en tu conejillo de indias?! ¡¿No crees que eso es demasiado?!”

“Creo que me malentendiste. Esto no tiene nada que ver con mi pasado como hechicero de la corte. Ya me retiré de eso. Lo que quiero es una relación física. Algo que un hombre y una mujer tendrían”

“¡¿T-Tú quieres que me convierta en tu amante?! ¿Qué no eres tú quien no conoce su lugar?”

“Cielos, no, Miss Burness. Sería algo contraproducente para mí que terminará enamorándose de mí. Lo que quiero es algo completamente físico……carnal, si gusta. Es por eso por lo que dije ‘tu cuerpo’. ¿Y bien? ¿Tenemos un trato?”

“Tú……no puedo creer que un mago de la corte pudiera caer tan bajo. Pero es cierto que tengo un cuerpo hermoso, aun así, ¿Qué recibiré yo a cambio?”

“No creo que esté en posición de negociar nada, Miss Burness. Ya estoy tomando un gran riesgo con este trato. Solo tienes dos opciones, que me quede callado acerca de tu ataque unilateral a cambio de saciar mis deseos carnales, o ir con la directora y arriesgarse con tu tan apreciado título de estudiante becada que en el mejor de los casos solo mancharía mi reputación, la tuya y la de tu familia o en el peor terminarías en la guillotina. ¿Qué decides?”

Amelia lo pensó por un momento y al final ella,

“Muy bien, tenemos un trato”

“Tomaste la decisión correcta, Miss Burness. Te aseguro que no lo lamentarás”

“¿Y? ¿Qué debería hacer, despreciable alimaña? Sé que no me dejaras ir tan fácilmente”

“Como se esperaba de la hija de un mercader de libros. Tienes buenas habilidades de negociación”

Cuando le dije eso, Amelia abrió los ojos por la impresión.

“¿Cómo sabes eso? Acaso tú, no me digas-“

“He tenidos mis ojos en ti por un tiempo. Es solo que no esperaba que fueras a venir a mí por tu cuenta. Después de todo, me gustan las bellezas de senos grandes como tú”

“¡Bastardo! ¡No puedo creer que haya sido engañada por alguien como tú!”

“¿Engañada? Jamás te he engañado de ninguna manera. Fue tu arrogancia lo que te metió en este lio. Además, aceptaste nuestro trato sin ninguna clase de truco o juego de palabras. ¿O es que acaso Miss Amelia Burness, la oh, muy excepcional hechicera que superará a todos los demás hechiceros en el futuro es de tan poca categoría?”

“¡Eso no es cierto! Ugh……Muy bien. Si es mi cuerpo lo que quieres, entonces eso es lo que tendrás. Solo no vengas después con tu cola entre las patas”

“Gracias por tu cooperación, Miss Burness. Ahora, si no fuera mucha molestia, ¿podrías pararte en ese claro con pasto de ahí?”

“¿A-Aquí? ¿Eso es todo? ……Listo, ¿satisfecho?”

“Si, eso es. De aquí en adelante yo me haré cargo”

“¿Qué estas ha- ¡Kyaa! ¡M-Mi cuerpo se está moviendo por si solo!”

Activé mi hechizo de manipulación corporal sobre ella, después mejoré mi barrera aprueba de ruido y añadí un filtro de invisibilidad para ocultarnos.

No estará de más que añada seguridad extra antes de empezar.

Sin embargo, no sería emocionante si no hubiera riesgo alguno, así que añadiré un poco de sabor a las cosas.

“Te preguntaras, ‘¿Qué está pasando?’ Es solo un hechizo de manipulación corporal que lancé sobre ti. Sin embargo, no sería emocionante si solo siguieras mis ordenes como una marioneta, así que ¿Qué te parece si jugamos un juego?”

“Tú…… ¿Cuánto más planeas burlarte de mí?”

“No me estoy burlando, Miss Burness. De hecho, te ayude bastante con nuestro trato de hace rato. Pero veo que todavía no está……satisfecha con lo que estoy haciendo, así que le propondré otro trato.

Justo ahora su cuerpo está bajo el control de mi hechizo, ¿no es así? Puede que yo sea un……individuo muy culto, pero no me gusta forzar a mis mujeres a hacer lo que digo. La razón por la cual lancé un hechizo sobre ti es para que no te lastimes, pero sé que no me creerás por tus prejuicios sobre mí, de ahí mi propuesta.

Sé que me ofreciste tu cuerpo para que no dijera nada sobre tu mala conducta, pero esta vez se tratara de tu orgullo. A partir de ahora le haré cosas a tu cuerpo, cosas pervertidas que al principio no te gustaran. Y aquí es donde entra mi propuesta, si dices que ‘no’, aunque sea una vez, yo me detendré. Sin embargo, nuestro acuerdo anterior quedará cancelado y le reportaré todo lo que sucedió a la directora. Es cierto que estoy controlando tu cuerpo, pero tu mente y boca no”

“¿Estas retándome, Mr. Krause? ¿Me estás diciendo que me doblegaré ante ti? Muy bien, lo acepto. Pero a cambio, si yo soy quien te hace decir ‘no’, te convertirás en mi sirviente personal de por vida”

“De acuerdo, acepto tus condiciones. Entonces comenzaré ahora mismo”

Inicié manipulando sus piernas para que se separaran y después deslicé mi mano dentro de su corta falda.

“¡Hyaa! ¿Dónde crees que estás poniendo tus manos? ¡Ah, estás tocándome!”

De inmediato lancé un ataque directo, pero justo como esperaba, ella todavía no está mojada.

Es por eso por lo que primero prioricé acariciar el área encima de sus pantis.

Sin embargo, mientras lo hacía, Amelia me miraba con una expresión de disgusto en su rostro.

“¿Por qué no me lo metiste enseguida? ¿Te da miedo que no puedas resistir una vez que entres en mí?”

A diferencia de esas mimadas chicas de la nobleza, ella parece saber sobre este tema. No obstante, esa provocación me reveló una debilidad fatal suya.

Pese a que a ella no le apena hablar de sexo, lo cual es algo encomendable para su edad, tal parece que ella se ha enfocado tanto en estudiar magia que descuidó todo lo relacionada a este tema.

Siendo ese el caso, seguiré adelante sin explicarle nada.

No puedo esperar a ver cómo reaccionara después.

“Parece que piensas que yo soy el único que lo disfrutará, pero así no es cómo funciona el sexo”

“Lo dice un profesor que está aprovechándose de una estudiante. Cuando me gradué y me vuelva famosa, expondré todos sus crímenes, ¡lujurioso e impotente pito chico!”

“Admiro tu elección de palabras, como se esperaba de una plebeya, pero si eso es todo lo que tienes, me temo que te falta mucho por aprender”

Honestamente, mi yo del pasado ya le habría dado una cachetada, pero después de haber ‘experimentado’ varias cosas como mago de la corte, ahora solo podía tenerle lastima.

Así que, en lugar de enojarme decidí usar mi energía para hacerla ‘feliz’.

Inserté mis dedos, que hasta ahora habían seguido sobre sus pantis, debajo de ellas y de inmediato sentí la suavidad de su piel al tocarla directamente.

“No puedo creer que estás tocando el lugar por donde orino, ¿acaso eres estúpido?”

Kukuku……eso dices, ¿pero no es cierto que cada vez se está sintiendo mejor?”

“¿Cómo podría sentirme bien con algo como esto?”

“¿Oh? En ese caso, ¿Qué te parece esto?”

Acaricié el clítoris de Amelia, que seguía en su fase rebelde.

Y de inmediato pude notar una reacción en ella.

“¡¿Hiuuu?! ¿Qué fue eso? Se sintió como si algo me electrocutara……”

Presenciar el momento en que una chica despierta al sexo provocó que creciera un indescriptible sentimiento de excitación dentro de mí.

Si, eso es. Tarde o temprano veré tu lujurioso rostro al venirte. Será mejor que te prepares, chica arrogante.

Mientras continuaba acariciando sus partes íntimas, dirigí mi otra mano hacia la parte superior de su cuerpo.

¿Mi objetivo? Sus grandes senos, obviamente.

“¡Detente! ¡Harás que se salgan!”

“Es tu culpa por no usar tu uniforme apropiadamente”

A pesar de estar en primer año, el uniforme de Amelia estaba desgastado, así que fue fácil abrirlo con una sola mano.

Aun así, ¿Por qué está tan desgastado si apenas han pasado unos meses desde que se le entregó? ¿Se debe a que ha practicado con su magia muchas veces?

Pero como no era mi prioridad justo ahora, no pensé mucho al respecto.

Ya que mi objetivo número uno en este momento es……exponer el hermoso cuerpo de Amelia y disfrutar de él.

Sorpresivamente, cuando expuse su lugar especial al remover sus pantis, la mocosa descarada se quedó callada.

Era como si su impertinente comportamiento de hace rato no fuera más que una broma.

“¿Oh? Con que si puedes sentir vergüenza. Y yo que pensé que no la conocías”

Tal parece que el descubrir sus senos y vagina al aire libre tiene más peso en su mente que el que yo los acariciara directamente.

“Y como esperaba, los tuyos son esplendidos. No puedo creer que nadie los haya usado antes”

Froté sus senos sobre su sostén, evaluándolos mientras apreciaba su tamaño y suavidad.

Eran del tamaño perfecto para que los exprimiera.

Y desde hace un rato la frecuencia de sus gemidos ha aumentado.

Por obvias razones, claro está.

Haaa, ahaa…… ¿Qué es esta sensación? ……”

A pesar de ser catalogada como genio, su falta de conocimiento sexual le impedía darse cuenta del porqué de sus reacciones.

Poco a poco el cuerpo de Amelia se preparaba para aceptarme.

HHmph. Mi cuerpo está sintiéndose solo un poco más caliente de lo normal. ¿Eso es lo mejor que tienes?”

“No te impacientes, Miss Burness. Muy pronto te darás cuenta de que este no es un calor normal. Una vez que alcances la cúspide, proseguiremos con el siguiente paso”

“¿Siguiente paso? Ya lo veremos. Me pregunto si esas mugrientas patas tuyas podrán hacerme sentir ese ‘calor’ al que te refieres”

Cuando le expliqué lo que sucedería, Amelia me desafío con un tono de voz que me hizo sentir como un idiota.

“Admiro tu confianza, Miss Burness. Sin embargo, no se necesita confianza en este campo”

“¿Crees que podrás hacer que me venga tan fácilmente? Sigue soñando”

“Pero si se ve que estas a punto de venirte solo por mis caricias”

“Eso solo son alucinaciones tuyas. La verdad es que me enferma el simple hecho de que me toques”

“¿Entonces dirás la palabra mágica?”

“¡Nunca! ¿Qué tal tú?”

Incluso durante nuestra conversación, no dejé de acariciar su tierna y delicada vagina. No obstante, evité acariciar el interior de esta.

Probablemente a su cuerpo finalmente comenzó a afectarle el placer, ya que sus jugos de amor empezaron a escurrirse de su entrada.

Hnnn, Fuuh……haaa, haaa

En poco tiempo los gemidos de Amelia se volvieron más fuertes y ella cerró sus ojos en un intento desesperado por suprimir sus reacciones.

Pero incluso yo podía darme cuenta de que estaba en su límite.

Ella está por perder el control, solo es cuestión de tiempo para que explote.

“¡Ahh, hyaaa! ¡Algo, algo caliente va a salir! ¡Aah, haaa, no puedo contenerlo!”

“¿Por qué no solo te rindes y te dejas llevar por el placer? O si en verdad no puedes soportarlo, ¿Por qué no dices la palabra mágica y terminas con todo?”

“¡Kuh, jamás! ¡Ahhh! ¡M-Mejor tu dila! ¡¡Kuhh!!”

Que mujer tan testaruda. Bueno, ella ya se habría dado por vencida hace mucho si no lo fuera……

Debido a eso intensifiqué los movimientos de mis caricias, empujando a Amelia más cerca de la cúspide del placer.

Y finalmente acaricie el lugar de donde brotaban sus jugos de amor, la entrada de su vagina, junto con sus senos que habían quedado completamente expuestos tras remover su sostén.

Al incrementar su tormento, el cuerpo de Amelia tembló cada vez más y más.

(Ahh, no te vengas, Amelia, puedes hacerlo. ¡No te vengas por este hombre! ¡Ya que tienes que darle lección a este cobarde después de que esto termine!)

Con lágrimas en sus ojos, la estudiante becada se esforzó al máximo para contener su orgasmo.

Pero solo basto un dedo para destrozar todo su esfuerzo.

Use mis dedos, que estaban empapados con sus jugos de amor, para acariciar su expuesto clítoris.

Al hacerlo el cuerpo entero de Amelia se puso rígido y sus jugos de amor se desbordaron de su interior.

“¡Hiii! ¡No puedes hacer eso! ¡Haa, haaa, hahiiiiiiiiiiii!”

Sus ojos se abrieron hasta mas no poder y sus dientes castañeaban por sus temblores.

Ella no estaba segura sobre lo que le estaba pasando a su cuerpo, pero el desconocido placer que la atacaba la asustó por completo.

Mientras tanto, mi excitación llego hasta las nubes al ver la forma en la que se convulsionaba Amelia por su orgasmo.

“Creo que desarrollaré un nuevo fetiche si esto continúa”

No me gusta realmente atormentar a una mujer para que haga lo que quiero.

Pero esta chica en mis brazos se está esforzando bastante para llevar mis gustos a nuevas alturas.

Y honestamente, no deseo hacerlo en lo más mínimo.

Pero por ahora necesito sacar este deseo de mi sistema tan pronto como sea posible.

Después de que todo esto termine, haré que Amelia se haga responsable por plantar estos deseos en mí.


Notas del Traductor

¡¡Hola a todo el mundo!! Soy shironeko5th.

Si te gustó la traducción, considera apoyarme en Patreon y además obtén acceso a contenidos exclusivos y a mas capítulos antes que los demás.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s