Vol. 4 Cap. 12

Capítulo 12 – Asesina de la Reina Demonio

Al mismo tiempo que Allan estaba pasando un buen rato con Erune y Cecil.

Una entidad comenzó a moverse otra vez en el País de los Demonios, Lachmaheim.

En la oficina de Beatrice, la Reina Demonio, había dos de sus subordinados frente a ella.

Uno de ellos era el mismo demonio de la última vez y el otro era una mujer demonio que estaba tomando una siesta en el sofá.

Kukaa, funyuuuuu……”

El nombre de la mujer durmiendo cómodamente en el sofá es Glinnis.

Ella parecía estar en sus veintes y tenía cabello anaranjado peinado en dos coletas.

Sin embargo, su característica más notable era su ropa, la cual apenas y cubría su cuerpo. Su ropa tenía un nivel de exposición tan alto que te hacia preguntarte si podía considerarse como ropa o simplemente lencería.

Ella estaba al mismo nivel que Effie en términos de obscenidad.

Sumado a eso estaba su magnífico cuerpo, el cual era igual de lascivo que su atuendo.

Cada vez que ella respiraba, su voluminoso pecho subía y bajaba.

Se suponía que justo ahora estas tres personas deberían de estar en medio de una reunión, pero……

“Su honorable Alteza, ¿en serio está bien que Glinnis se encuentre en este estado?”

“Déjala sola. Podemos proseguir sin ella”

Dijo Beatrice, ignorando a la mujer dormida.

El hombre asintió y le paso los documentos que tenía en la mano.

“¿Cómo va el desarrollo de nuestra Milicia?”

Ella leyó los documentos, los cuales contenían el resumen de todos los preparativos de la Armada Demoniaca.

“Como ordene, entonces permítale explicarle la situación actual”

“Te escucho”

Su subordinado limpio su garganta y procedió a leer los documentos en voz alta.

Coff……Empezare por los Demonios que se han enlistado. Hemos reunido a 8,000 soldados”

Oh, ¿ninguno deserto? Esplendido”

Beatrice se puso contenta al escuchar el primer reporte.

Ella no esperaba que los Demonios, que son egoístas por naturaleza, se reunieran tal y como lo habían anticipado.

Ella incluso pensó que algunos de ellos ya habrían huido sin decir nada.

“Eso se debe al hecho de que el poder de su Alteza es inconmensurable”

“Deja los cumplidos a un lado. Los dos sabemos que todo es gracias al odio que tienen por el resto de las demás razas”

Beatrice negó los halagos del hombre e hizo un análisis de la situación.

De hecho, es exactamente como ella dijo. Su rencor contra los humanos, elfos y espíritus fue el factor principal para lograr esta hazaña.

Muchos de ellos incluso desean que la guerra inicie en este instante.

El espíritu de lucha de los Demonios es mucho más grande que el de las otras razas.

“En cuanto a la conformación del ejército, nuestra principal fuerza de ataque está compuesta por la Tribu de Orcos, con 3,000 soldados”

Para tener un punto de comparación, un solo orco desarmado tiene el mismo potencial de pelea de cinco soldados humanos.

Los ogros y trolls eran incluso más poderosos, ya que su fuerza física era suficiente para hacer que hasta los elfos y espíritus tuvieran muchas dificultades para acabar con ellos incluso haciendo uso de su magia.

Y tales creaturas formaban parte de un ejército de 8,000 soldados.

Beatrice creía que sí su ataque sorpresa resultaba un éxito, cualquier otro país sería una presa fácil sin importar los duros que fuesen.

Hmmm, ¿Qué pasa con nuestras armas?”

“Hay un ligero problema con eso. Debido a que solo unos pocos saben producir armas, no tenemos suficientes para todas las tropas……”

“Bueno, desde el principio no tenía muchas expectativas al respecto”

Le dijo Beatrice al hombre que lucía apenado.

“Cambiando de tema, ¿ya casi terminan los preparativos para el ataque?”

“Gracias al entrenamiento, las tropas al menos pueden marchar lado a lado, pero me gustaría pedirle a su Majestad que nos diera por lo menos una semana más para pulir ciertas cosas”

“Entonces lo dejo en tus manos, después revisare su progreso. Puedes retirarte”

Le ordeno Beatrice, pero antes de partir, él le entregó una carta.

“Esto es……”

Cuando la recibió, ella inmediatamente la abrió y leyó su contenido.

Enseguida su expresión se volvió iracunda.

“¿El príncipe de los elfos entro en la ciudad de Norcheim?”

“Efectivamente, su Majestad. Este es un reporte que recibimos de uno de nuestros espías. Pensé que debía informarle al respecto”

“……Ya veo, buen trabajo”

El hombre salió de la habitación después de eso.

Tras confirmar que se había ido, ella volvió a mirar el reporte.

“Dos elfos, una mitad-elfo, un hada y una humana. Parece que en verdad están formando una alianza”

Todas las razas menos los Demonios estaban presentes.

Incluso Beatrice no podía evitar experimentar una sensación de crisis por esta situación.

Esa mujer dejo pasar al príncipe de los elfos……y yo que pensé que este tal Allan y sus compañeras se verían forzados a permanecer en Norcheim por mucho más tiempo.

Era algo realmente inesperado que pudieran entrar tan fácilmente a ese país que no admitía a nadie de las demás razas.

“Pero para su mala suerte ya anticipé cuál será su siguiente movimiento”

Basado en cómo han actuado hasta ahora, su objetivo era aparente.

Ellos estaban recolectando las ramas del King Tree de cada país como prueba de su alianza para así poder unir a toda Algarde.

“Y ahora el ultimo King Tree está aquí”

Ella se puso de pie, camino a la ventana y miro hacia afuera.

Justo ahí estaba el patio del castillo.

“Ellos jamás pensarían que ese es el King Tree”

En medio del patio había un árbol.

A diferencia de los King Trees de los demás países, no había ningún rastro de divinidad en este, en lugar de eso se veía como un ordinario y deprimente árbol.

Ese era el resultado de no haber sido cuidado.

Mientras Beatrice lo observaba se le ocurrió una idea.

Para llevarla acaba, ella decidió despertar a su subordinada durmiendo en el sofá.

“¿Cuánto tiempo más piensas dormir? ¡Glinnis!”

Beatrice balanceo su brazo y chispas aparecieron justo en frente de donde Glinnis estaba durmiendo.

“¡¿Hyaaaaaa?! ¡Quema! ¡Me estoy quemando!”

Una de las chispas callo sobre su cara y ella salto gritando.

Inmediatamente después volteo a ver a Beatrice.

“Eres muy mala, Beatrice…… ¡Casi muero incinerada!”

Hmph. Un demonio común no sufriría ningún rasguño de algo tan insignificante”

“¡Eeeeeh! ¡Por favor no me compares con los Orcos u Ogros! ¡Sabes que sería un gran problema si algo le pasara a mi piel!”

“Sigues siendo tan ruidosa como de costumbre……Escuchaste todo, ¿cierto?”

Beatrice la preguntó a Glinnis, quien obviamente había estado dormida todo este tiempo, pero aun así ella asintió.

“¡Nosotras las súcubos somos demonios de los sueños! ¡Nuestros sentidos están activos incluso al dormir!”

A pesar de que Glinnis no tenía cuernos ni una cola, no hay duda de que ella era una súcubo.

De hecho, esta característica era una gran ventaja para ella, ya que le era más fácil infiltrarse en los asentamientos humanos, lo cual la hacia una espía natural.

Es más, quien se infiltro en la ciudad humana para recolectar información sobre Allan y su grupo fue una súcubo.

Además, como las súcubos tenían la necesidad de extraer el semen de los hombres, ellas frecuentemente entraban y salían de los países humanos por su propia voluntad.

Y Glinnis es la Reina del Clan de las Súcubos.

Aunque a primera vista ella lucia como una ordinaria chica alegre, esta mujer ya había incapacitado a muchos hombres.

“Si estuviste escuchando todo este tiempo, entonces ya sabes lo que necesito. Tu seducirás a este elfo, ¿entendido?”

Heee, ¿un elfo? A pesar de que los elfos son muy apuestos, ellos son bastante aburridos”

Glinnis se quejó sin ninguna pizca de entusiasmo.

“Parece ser que ese no es el caso de este elfo. Como prueba, él siempre está rodeado de mujeres”

“¿En serio? Si es así, entonces puedo suponer que también es bueno en la cama, ¿cierto? ¡No puedo esperar!”

El estado de ánimo de Glinnis dio un giro de 180 grados, tan fácilmente como darle vuelta a una página.

Al ver su comportamiento, Beatrice no pudo hacer nada más que suspirar exasperada.

“Este tipo tiene las ramas de los King Trees de los demás países. Quiero que se las robes. Sedúcelo por tu cuenta o coopera con otras súcubos, tú decides”

“Si~ Entendido”

“Las ramas pueden sernos de utilidad, así que no las rompas”

Ella le recalco este punto y Glinnis asintió.

Después Glinnis le pregunto algo a Beatrice.

“Y después de conseguir las ramas, ¿Qué debería hacer con el elfo?”

Hmmm……después de lograrlo, puedes hacer lo que quieras con él”

Esa era la respuesta que Glinnis había estado esperando.

Al escucharla, ella le volvió a preguntar que si estaba segura y entonces salto de la alegría.

“¿De veras? ¿De veritas? ¿Puedo ordeñarlo tanto como quiera? ¡Yaay! ¡Ya no puedes echarte para atrás!”

Como Glinnis había devorado a muchos hombres indiscriminadamente, desde hace mucho tiempo tenía prohibido entrar a una ciudad humana.

Esto hizo que su frustración se acumulara todo este tiempo, así que al escuchar que podrá jugar con él tanto como quisiera ella se alegró desde el fondo de su corazón.

“¡Deja todo en manos de Glinnis! ¡Me voy!”

Gritó confiada mientras salía de la habitación.

Fuu……el País de los Elfos seguramente tendrá que preocuparse por generar otro sucesor……si es que lograran sobrevivir hasta entonces”

Dijo Beatrice con una sonrisa diabólica al mismo tiempo que regresaba a su silla.


Notas:

Personajes del libro 2 de la Novel Ligera (Volúmenes 4 a 6 de la Novela Web)

De izquierda a derecha: Glinnis, Beatrice, Erune, Cecil y Allan.


Notas del Traductor

¡¡Hola a todo el mundo!! Soy shironeko5th.

Una súcubo asesina ira tras Allan, ¿Qué clase de técnicas de ‘tortura’ usara para hacer que Allan le entregue las ramas de los King Trees? jejeje

Si te gusto la traducción considera apoyarme en Patreon y además obtén acceso a contenidos exclusivos y a mas capítulos antes que los demás.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s