Vol. 6 Cap. 6

Capítulo 6 – Convenciendo a la Reina Demonio

Estire mis manos hacia Beatrice, quien se encontraba acostada sobre el piso y la levante.

Uuguh……yo, yo tuve un orgasmo……”

Su cabello era un desastre y su ropa estaba desalineada.

Basada en su expresión, la cual no tenía ni un rastro de la dignidad que tenía cuando me puso en prisión, era obvio que había experimentado un gran placer.

“Ahora que has experimentado los placeres del sexo, ¿Qué piensas? ¿Quieres un poco más?”

“¿Capturaste a todas tus mujeres de esta manera? ……ugh, haa, haaa……”

Beatrice volteo a verme con curiosidad en sus ojos.

Esta chica estaba intentando matarme hace rato, pero mírala ahora. Llena de lujuria.

Su corazón se ablando bastante.

Esta es una gran oportunidad para hacer que esta historia llegue a su fin.

“Beatrice, ¿podrías escuchar mi petición?”

Haaa, haaa…… ¿Q-Qué quieres?”

Beatrice respondió respirando pesadamente.

“Como dije antes, ¿podrías detener esta guerra? ¿No podemos formar una tregua?”

“La paz es una idea que contradice la existencia misma de nosotros los Demonios. Si tenemos algún desacuerdo, siempre lo resolvemos con una pelea”

Ella descarto mi propuesta altaneramente.

“Pero ellos se detendrán si se los ordenas, ¿cierto?”

“Yo soy la Demonio más fuerte. No usare mi fuerza por un ser inferior como tú”

“Tienes razón, pero mis manos son las mejores para este tipo de cosas”

Le dije a Beatrice y enseguida la volví a recostar sobre el suelo.

“¡E-Espera! No estarás pensando en volverlo a hacer, ¿verdad?”

“Depende. ¿Aceptaras mi petición?”

Una vez que puse mis manos sobre sus piernas, ella empezó a entrar en pánico.

“¡Acabo de venirme! Si experimento algo como eso otra vez, ¡no sé qué pasara conmigo!”

“Ahora que lo mencionas, eres bastante sensible”

“¡Si lo entiendes entonces quítame tus manos de encima!”

“No puedo. No querrás negociar conmigo a menos que te muestre algo que valdrá la pena”

Aunque sería mucho mejor si tuviéramos una cama.

En este caso solo tenemos el piso, pero eso está bien siempre y cuando pueda hacerlo con ella.

Hare que sientas tanto placer que lo único que saldrá de tu boca serán plegarias a dios.

“¡No hay forma de que pueda soportar algo así otra vez!”

“Bueno, creo que esta es mejor que pelear”

Entonces eleve las piernas de Beatrice.

Su lugar preciado seguía completamente desnudo.

Eleve sus piernas un poco más y la acerque hacia mi otra cabeza.

“¡Espera! ¡¿Qué clase de posición es esta?! ¡Mi v-vagina está totalmente expuesta!”

“Y es una gran vista, ya que puedo ver todo el esplendor de Beatrice”

Ahora que levante sus piernas, su vagina estaba directamente frente a mi junior.

Su entrada que había estado totalmente cerrada hace rato, ahora estaba estremeciéndose tras recibir mi violento ataque.

Y esos espasmos se estaban moviendo como si quisieran decirme que quieren más.

“No me detendré hasta que hagas lo que te digo”

Presiona mi polla contra la entrada de su vagina.

Puede que ya haya eyaculado varias veces, pero es conveniente que no haya perdido mi fuerza debido a mi estamina.

“¡Jamás hare lo que me pides, así que ni te molestes en intentarlo!”

“Mi hogar está a punto de ser invadido por Demonios, así que por favor perdóname por mi rudeza”

La penetre una vez más con mi dura polla.

“¡¿Ughh?! ¡Entro todavía más profundo!”

Tan pronto como inserté mi polla, pude avanzar fácilmente gracias a que su vagina se relajó considerablemente tras haber tenido sexo una vez.

“Que cuerpo tan indecente. No puedo creer que te hayas adaptado tan bien en tan poco tiempo. Con esto podrás sentirte incluso mejor que antes”

“No más, ¡me estoy volviendo loca! ¡Mi cabeza, mi cabeza dejara de funcionar!”

Beatrice continúo gritando con cada embestida. Parece que ya no puede seguir soportando todo el placer.

Claro que no me detuve.

Si ella continúa experimentando cada vez más placer, ella no tendrá otra opción más que rendirse ante mí. Y esa será mi victoria.

“Pues bien, ahora lo hare enserio”

La sostuve firmemente para no dejar que su cuerpo colapsara y entonces comencé a mover mi cadera.

Como la vagina de Beatrice se encontraba posicionada hacia arriba, justo ahora parecía como si estuviera clavándola al piso.

Con la ayuda de la gravedad, la fuerza de mis embestidas aumento.

“¡Ahn, hauu! ¡Mi útero, estas golpeando mi útero!”

“Se siente bien, ¿no es cierto?”

Golpee su cérvix repetidamente mientras su interior me exprimía con cada embestida.

“Estas apretándome mucho. ¿Quieres que me mueva más fuerte?”

“¿Por qué querría eso cuando estás haciendo esto sin mi permiso? …… ¡hahiiiiiiii!”

“Solo estoy haciendo lo que tu cuerpo quiere y necesita”

Después de descubrir que Beatrice estaba reaccionando más que antes, no dude y la penetre más fuerte.

Entonces, como si su lujuria se hubiese apoderado de ella, ella comenzó a producir unos gemidos muy fuertes.

Embestí mi dura polla contra su sensible vagina hasta que ella se quedó sin aliento.

“¡Higiii, ahnn! ¡Ese lugar, e-espera! ¡No, ahí no, nooooooo!”

Cada vez que golpeo un lugar nuevo, Beatrice se estremece y grita.

Sus mejillas estaban humedecidas por lágrimas, su boca estaba abierta lánguidamente y su respiración era pesada.

Pero incluso en ese estado ella seguía intentando resistir el placer.

“Estamos lejos de terminar”

Acelere los movimientos de mi cadera mientras disfrutaba de su expresión.

“¡No, alto! ¡Me romperé, no maaaas! ¡En serio me rompeeereee!”

“No te asustes. Si te vuelves mi mujer, haremos esto todos los días”

Haahaa, ¿esto, todos los días?”

“Por supuesto. Además, soy el tipo de persona que no está satisfecho con hacerlo una o dos veces al día”

Relaje mis movimientos para hablar con Beatrice.

“¿No te gustaría probar esta sensación celestial todos los días?”

“Este ser inferior en serio quiere hacerme su mujer……”

“¿Qué no es natural? No puedo dejar sola a una mujer tan hermosa como tú”

Incluso sin las circunstancias en las que nos encontramos ahora, definitivamente me acercaría a una mujer tan bella como Beatrice.

Después de todo desde un principio he querido seducir mujeres hermosas de diferentes especies, no solamente elfas.

“Así que no importa si eres la Reina Demonio o una Demonio cualquiera. No te dejare ir”

Sujete sus piernas firmemente y reanude el movimiento de mi cintura.

Los sonidos al embestirla junto con los sonidos húmedos de sus jugos de amor crearon un ambiente obsceno alrededor de nosotros.

“¡Haaa, ahnn! Tan fuerte, yo ya…… ¡!”

Incapaz de resistir mi tortura más tiempo, Beatrice finalmente admitió su límite.

“¡En ese caso hare que disfrutes del mejor orgasmo posible!”

Yo, que de por si estaba entusiasmado por depravarla, puse más fuerza en mi cadera, casi como si estuviera intentando destruir su cérvix.

“¡Ihiiiiii! ¡Me vengo, me vengo! ¡¡¡¡Me estoy viniendo otra vez!!!!”

“Hazlo, no te contengas. ¡Me vendré dentro de ti para asegurarme que alcances el cielo!”

Use mi peso para atacar las profundidades de su vagina repetidamente, haciendo prácticamente imposible el que se resistiera.

“¡Hiaaaaaa! ¡Enloqueceré, me estoy volviendo locaaaaaa!”

“No me importa si te rompes. Yo cuidare de ti después” “¡Me vengo, me vengo! ¡¡Meee veeengoooooooo!!”

La vagina de Beatrice se contrajo en el último momento y yo respondí penetrando su lugar más profundo con mi polla, eyaculando en el proceso.

¡Dobyuuu, byururururuuru!

“¡¿Oooooooooohh?! Gah, haa……”

Beatrice grito hasta quedarse exhausta. Se podía ver como mi semen se escurría de su interior.

“Oye, Beatrice, ¿sigues ahí?”

Haaahaaa……jamás pensé que esto pasaría……”

Ella me miro mientras perdía la fuerza en su cuerpo, esta vez sin ningún rastro de hostilidad.

“Con respecto a mi petición. ¿Detendrías la invasión?”

“Si……si me aceptas……”

Su expresión era mucho más suave que cuando nos conocimos.

Me alegro de que haya aceptado. Ahora puedo jugar con ella todas las noches.

“Eso es lo que planeaba hacer desde un principio. Entonces trato hecho”

Sonreí y cargué a Beatrice en mis brazos.

Espero que todo el alboroto se resuelva pronto ahora que obtuve la cooperación de la Reina Demonio.

Los Demonios que seguían el principio de la supervivencia del más apto jamás se revelarían contra las ordénenos de sus superiores.

E incluso si alguien se revelara, Beatrice seguramente les pateará el trasero y los hará entrar en razón.

Con esto, finalmente podemos regresar a casa……

Me senté en el piso y dejé salir un suspiro de alivio.

Notas:

Personajes del tomo 2 de la Novela Ligera (Volúmenes 4-6 de la Novela Web)

Desde la parte superior izquierda hacia la parte inferior derecha, Beatrice, Erune, Allan, Glinnis y Cecil.


Notas del Traductor

¡¡Hola a todo el mundo!! Soy shironeko5th.

¡Banzai! ¡Banzai! ¡Banzai! ¡Allan finalmente logro ‘convencer’ a Beatrice!

Si te gusto la traducción considera apoyarme en Patreon y además obtén acceso a contenidos exclusivos y a mas capítulos antes que los demás.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s