Vol. 6 Cap. 2

Capítulo 2 – Escape y Contraataque

Me oculte detrás de la puerta de la prisión esperando mi oportunidad.

Después de reducir mi respiración, las pisadas se detuvieron enfrente de mi celda.

No sé qué hizo la persona en el otro lado, pero la cadena mágica que estaba manteniendo la puerta firmemente cerrada se aflojo y cayó al piso como una cadena ordinaria.

Entonces se abrió la puerta.

“Oye, ¿en serio él está aquí?”

“Si, lo confirme con los guardias”

No podía creer lo que estaba viendo.

Quien abrió la puerta y entro en mi celda era alguien familiar. Era una de las súcubos con las que estuve.

Mas aun, parece haber muchas más súcubos afuera.

Tengo un mal presentimiento, pero no puedo quedarme aquí.

Después de mentalizarme, deje de ocultarme y me pare frente a ellas.

“Que tal, bellas damas. ¿Podría preguntar que hacen en este lugar?”

Estoy listo para pelear en cualquier momento, pero con tantas súcubos como mis oponentes, no estoy seguro si podré sobrevivir.

Aaah, ¡ahí esta!”

La súcubo rubia fue quien me vio.

Ella era la primera súcubo en la cual use mi magia de tentación.

Su compañera súcubo-pelirroja también estaba con ella.

Fufu, quiero hacer un trato contigo esta vez”

“¿Un trato?”

“Si, un trato. Te ayudaremos a salir de aquí, pero a cambio queremos que nos des más de tu semen”

“……Después de todo fue la primera vez que provee algo como eso y sería una lástima no poder volver a probarlo”

Voltee a ver al resto de súcubos y todas estaban asintiendo también.

Parece que mis esfuerzos no fueron en vano.

“Escuche que las súcubos son bastante liberales, ¿pero que no es esto un acto de traición hacia la Reina Demonio?”

Estoy seguro de que Beatrice no perdonara a quienes me dejaron escapar.

Si las atrapa, ellas serán encarceladas y no volverán a ver la luz del día, y eso si tienen suerte.

“Vamos, no perdamos el tiempo con detalles insignificantes. Lo más importante para nosotras es sentirnos bien”

Insistió la súcubo rubia. No parece estar mintiendo.

Estoy algo sorprendido por su falta de lealtad, pero por ahora debo aprovechar esta oportunidad.

“……Entiendo, aceptare sus condiciones”

“¡Yay! ¡Sabía que aceptarías!”

La súcubo rubia grito de alegría.

“Como sea, cuando esto termine vengan conmigo a mi país. Planeo convertirme en rey si logro regresar a salvo”

“¿Eh? ¿En serio?”

“Pero somos demonios”

“Cuando me convierta en rey los problemas entre las razas desaparecerán”

Pero antes de poder volver a casa tengo que recuperar todas las ramas de los King Trees.

Cuando vuelva, la convertiré en un símbolo de Algarde.

Humanos, Espíritus, Elfos y Demonios superarán sus diferencias y se convertirán en una poderosa nación.

“Primero tengo que recuperar las ramas de Beatrice”

Sonreí irónicamente al decir eso.

Ese era el problema más difícil que tendré que resolver.

“¿Necesitas nuestra ayuda?”

“¿Ustedes? Pero…… ¿Pueden pelear?”

Apreciaría tener refuerzos.

Sin embargo, no puedo exponerlas si no pueden hacerlo.

«A pesar de que nos veamos así, podemos pelear. Después de todo somos más fuertes que un humano común”

“Ya veo, en verdad son demonios”

Aunque ellas son un poco débiles basados en los estándares de los elfos, para los estándares de los humanos, ellas son un gran potencial de guerra.

Sin embargo, ellas no son lo suficientemente fuertes para enfrentarse a Beatrice.

“Entiendo. Aceptare su ayuda, pero yo soy el único que peleara con Beatrice. ¿De acuerdo?”

“Muy bien, tampoco somos suicidas”

Comento la súcubo-pelirroja con una sonrisa.

“Hablando de eso, ¿tienen algún arma? No quiero ir desarmado”

“Tenemos las que traías contigo, pero primero salgamos de aquí”

Urgido por ellas, dejamos la mazmorra.

Caminamos un poco hasta acercarnos a un lugar que parecía ser alguna clase de puesto de observación.

Pero una vez que llegamos vi a unos demonios tirados en el suelo.

“Son bastante débiles, ¿no creen? ……solamente los ordeñe tres veces y de inmediato cayeron rendidos”

Dijo la súcubos rubia sonriendo.

Tal vez no esté al mismo nivel de Glinnis, pero sus técnicas son bastante buenas.

Si los demonios se encuentran en este estado, ¿Qué habría pasado si hubiesen sido humanos en su lugar?

Mientras pensaba eso, la súcubo-pelirroja recibió una mochila de una de sus compañeras súcubos y me la dio a mí.

“Oye, ¿esta es la tuya?”

“Si, gracias”

La revise y afortunadamente no faltaba nada, excepto por las ramas de los King Trees por supuesto.

Saque mi espada y revise su condición.

Sip, sigue tal y como la recuerdo.

“Muy bien, ¿nos vamos?”

Después de decir eso, las súcubos alrededor de mi asintieron.

Ellas ahora sostenían lanzas, escudos, arcos y flechas, y otros tipos de armas.

Había algunas que estaban desarmadas, pero creo que es porque pueden usar magia.

Aunque Glinnis no puede usar magia, al parecer hay algunos miembros de su tribu que si pueden. Supongo que su información no es tan confiable después de todo, gracias al cielo que no la usaron contra mi antes.

“Tenemos que apresurarnos y derrotarla antes de que la invasión comience”

Corrimos hacia el piso más alto del castillo.

Hemos estado corriendo por un rato, pero nadie se puso en nuestro camino. ¿Acaso su ejército ha comenzado su ataque?

Si eso es cierto, entonces es una carrera contra el tiempo.

Me apresuré y regresé a la sala de audiencia donde la encontré antes.

Entonces entre pateando la puerta.

“¡Beatrice!”

Desenvaine mi espada y avente mi mochila a un lado para poder moverme más fácilmente.

Beatrice seguía sentada en la misma silla de hace rato.

Oh, Volviste……parece que hay traidoras entre las súcubos”

Ella se sorprendió al verme, pero recobro la calma en poco tiempo y respondió.

“Afortunadamente parece que soy más popular que tu”

Dije y apunté mi espada hacia Beatrice.

Ahora que he llegado hasta aquí tengo la intención de ganar o morir en el intento.

Gracias a todo el tiempo que estuve en la celda, pensé en varias estrategias, pero todavía no se si funcionaran o no.

No tengo más opción que probarlas mientras peleo.

“Beatrice, ¿tienes las ramas de los King Trees?”

“Las tengo, pero no te diré dónde están”

“Entonces te derrotare y hare que confieses, incluso si tengo que matarte”

Hmph, inténtalo si puedes”

Beatrice se puso de pie al percibir mi sed de sangre.

“No esperes que te de una calidad bienvenida como la de última vez”

Ella volvió a apuntar su mano hacia mí y como esperaba volvió a atacarme con esa llama mágica de antes.

Sin embargo, esta vez el poder mágico que uso era mucho mayor. ¡Las llamas pálidas de hace rato se tornaron de un color rojo escuro!

“¡Maldición, entonces en serio te estabas conteniendo la última vez!”

Lo esquive y el piso donde estaba parado hasta hace unos instantes comenzó a arder.

Pero a diferencia de antes, esta vez el piso de piedra se derritió un poco y se tornó de un color rojo brillante.

“¡Chicas, no se acerquen!”

Tome un paso adelante mientras les advertía a las súcubos detrás mío.

“¿Crees que saldría huyendo al ver eso? ¡Soy más valiente de lo que crees! ¡Puedo esquivar eso, solo observa!”

Blandí mi espalda al mismo tiempo que esquivaba sus llamas.

“¿En serio crees que puedes vencerme con eso?”

Sin embargo, Beatrice esquivo mi ataque como si fuera una broma.

Pero en ese momento un par de súcubos dispararon flechas hacia el lugar a donde esquivo.

“¡No tengo ningún resentimiento contra la Reina Demonio, pero esto es por el bien de nuestro preciado semen!”

“¡Así que no nos odies por esto!”

Las afiladas flechas se acercaban a la Reina Demonio que acaba de esquivar el ataque anterior y no podía moverse.

Pero entonces ella levanto sus manos sin lucir preocupada.

Hmph. ¡No crean que un simple pedazo de acero podrá herir a una Reina Demonio como yo!”

Ella creo un vórtice de llamas en sus manos y lo apunto hacia las flechas.

En un instante, las flechas se volvieron cenizas.

“Oye, oye, ¿no crees que eso es excesivo?”

“¡Idiota, cállate y agáchate!”

Una de las súcubos con el arco fue jalada por su otra compañera.

Inmediatamente después de eso, un gran número de bolas de fuego golpearon el lugar donde se encontraba su cabeza hace un momento.

Desde el vórtice de llamas que Beatrice uso para contrarrestar las flechas, ella produjo bolas de fuego para contraatacar.

“Pues bien, ¿Qué harán ahora?”

Dijo la Reina Demonio frente a nosotros acompañada de un aura sobrecogedora.


Notas del Traductor

¡¡Hola a todo el mundo!! Soy shironeko5th.

Casi tres capítulos seguidos sin nada de ricura, creo que es la primera vez que pasa en esta serie, por un momento hasta creí que había ocurrido un error en la matriz.

Si te gusto la traducción considera apoyarme en Patreon y además obtén acceso a contenidos exclusivos y a mas capítulos antes que los demás.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s