Vol. 5 Cap. 5

Capítulo 5 – Saldando una Deuda

Al final acepte la propuesta de Glinnis.

En primer lugar, no me siento bien forzando a una mujer contra su voluntad.

Como hombre, eso sería realmente patético.

No obstante, no puedo bajar la guardia con ella, no después de que me venciera de esa forma.

Tengo que tomar la iniciativa esta vez.

“Pues bien, comencemos”

Dejé la daga sobre un mueble cercano y puse mi mano en la cadera de Glinnis, que estaba restregándose contra mi entrepierna.

La sensación de su suave cuerpo es extraordinaria.

La proporción y suavidad de cada parte de su cuerpo son perfectas, era como si su cuerpo hubiese sido esculpido por un maestro.

Con este cuerpo no me sorprende que sea capaz de tentar a cualquier hombre.

“Entonces, ¿Qué quieres hacer esta vez? ¿Hmm? ¿Quieres tomar una probada de esto?”

Ella puso sus brazos bajo su pecho.

Esa simple acción hizo que sus enormes senos pareciesen aún más grandes.

Sumado a eso estaban los pezones que sobresalían en la punta, los cuales potenciaban su ya de por si gigantesco encanto.

Eran tan tentadores que casi me hicieron hundir mis manos en la inmensidad de sus valles.

“Apretare tu polla con estas tetas mías, ¿Qué te parece? Se sienten muy bien, ¿sabes? Son los senos de una súcubo después de todo”

Ser frotado por el gigantesco pecho de Glinnis definitivamente sería algo maravilloso.

Pero al pensar en todas las cosas que me hizo, será menor no sucumbir ante la tentación o si no estaré acabado.

“Tu oferta es bastante tentadora, pero primero permíteme pagarte por lo que me hiciste la última vez”

“¿Nn? ¡Kyaahn!”

No caí en su trampa. En su lugar la avente sobre la cama y abrí sus piernas.

Después moví su ropa hacia un lado para revelar su personificación de la lujuria justo frente a mis ojos.

“¡Yaahn, tan repentino!”

“No tengo otra opción. Estaré en peligro si dejo que hagas lo que quieras”

Sostuve las piernas de Glinnis firmemente en su lugar.

Entonces me agaché y desde ahí pude ver su rosada parte secreta, expulsando sus jugos de amor como un lavabo con una fuga.

“Alto, espera solo un segu- ¡Hiyauuu!”

Le di una probada, ignorando sus suplicas mientras dejaba que mi lengua recorriera su vagina.

Esta vez la acariciare unilateralmente, todo para devolverle lo que me hizo hace un rato.

Definitivamente recuperaré lo que ella me robo y para hacerlo no me contendré, sin importar cuanto suplique.

Motivado por mi ira, moví mi lengua más intensamente que antes.

Lero, lerolero, jyuruurururu

“¡Ahn, aaaaaahn, me vengo! ¡Me vendré si me lames tanto!”

“¿En serio? Entonces no tengo de que preocuparme, ese era mi objetivo desde un principio”

A pesar de que dije eso, la verdad es que en el interior estaba aliviado de que mis técnicas cumplieran sus expectativas.

Después de todo Glinnis es una súcubo.

Ella es una demonio del sexo que puede manipular sus zonas erógenas a voluntad.

Si ella no hubiese reaccionado a esto, no habría tenido otra opción más que rendirme.

“¡Jyuupuu, lero, leroo!”

“¡Haa, haaa, tu lengua esta adentro! ¡¡¡Esta revolviendo mi interior!!!”

Tan pronto como empecé a lamerla fieramente, la vagina de Glinnis genero muchos más jugos de amor que antes.

Poco tiempo después su apretada entrada comenzó a aflojarse y metí mi lengua más profundamente.

“¡N-no! Tu lengua, tu lengua está muy profundo…… ¡Nhaaaa!”

La cadera de Glinnis tembló por todo el placer.

Excelente, todo está saliendo bien. Esta mujer pronto se romperá.

“¡Jyuuzururururu! ¡Lerooo!”

Haa, aahnn, alto, no puedes meter tu lengua tan adentrooo, ¡Aaaaaaaaah!”

Aunque su cintura comenzó a convulsionarse, lo que paso después me tomo por sorpresa. Glinnis intentó huir de mi como si no pudiera soportar más el placer.

“¡Noooo! Por favor, paremos, descansemos un momento……ah, mi fuerza, ahh, ¡estoy perdiendo mis fuerzas!”

“¿Qué tal se siente? Ahora ya no podrás escapar. Esto es exactamente lo mismo que me hiciste hace rato. Esto solo es mi revancha”

Le explique a la asustada Glinnis mientras sujetaba su cuerpo a la cama.

Así es, no pienso liberar a Glinnis hasta hacer que se venga.

Continúe con mi ataque enseguida, sumergiéndola más profundo en un torbellino de placer.

“¡Haaan, nuuu! S-si ese es el caso, no pienso perder tan fácilmente…… ¡!”

Sin embargo, al igual que una rata acorralada, en el momento en el que me relaje por un instante para recobrar el aliento, Glinnis aprovecho la oportunidad para contratacar.

“¿Qué- ¡¿Whoah?!”

Haciendo uso de una fuerza que jamás espere posible de una delicada súcubo, ella se las arregló para cambiar de posición en un instante, de una posición indefensa acostada sobre la cama ella terminó sobre mí en la posición del 69.

Fufufuu, ¿Qué tal? Este es un movimiento especial que invente originalmente para el juego sobre colchoneta”

Dijo Glinnis orgullosamente, llena de confianza por lo que había hecho.

Ya veo, ella también tiene una gran cantidad de experiencia sobre eso. No puedo creer que todavía tenga tanta energía.

Sin embargo, ese movimiento no es tan asombroso cuando lo ejecuta sobre una cama.

“Ahora te doy permiso para continuar. Vamos, sigue lamiéndome~”

Tan pronto como me dio la señal, puse mi boca sobre su lugar más íntimo y succioné todos los jugos en su interior.

“También es hora de que comience mi contrataque”

Glinnis se agacho y libero a mi enojado toro de entre mis pantalones.

Entonces lo succiono con su boca de la misma forma que antes.

En segundos, mi dura polla estaba envuelta por una increíblemente húmeda y cálida sensación.

Nbuuh, Juzuru……tu pene se puso grande otra vez”

“Lo mismo se podría decir de ti, Glinnis. ¿Qué no estas demasiado mojada?”

“¡Eso es porque hiciste que me viniera hace poco!”

“¡Y esto también es porque hiciste lo que se te dio la gana conmigo hace rato!”

Nos complacimos el uno al otro violentamente, intentando hacer que el otro tuviera un orgasmo.

Al principio era solo con nuestras bocas, pero después comenzamos a utilizar nuestras manos.

Obviamente el placer que recibíamos aumento, por lo menos al doble.

Ella violaba la cabeza de mi polla con su húmeda y escurridiza lengua mientras que yo estimulaba las profundidades de su vagina con mis dedos.

Dos diferentes tipos de placer nos atacaron simultáneamente, haciéndonos sentir una locura exhilarante.

“Se siente mejor, ¿cierto? Ten, toma un poco más…… ¡Nrururu, Nch! ¡Chyubu!”

Ella llevo su mamada al siguiente nivel, intentando envolver mi miembro con su garganta.

Estaba produciendo unos sonidos tan pervertidos que el solo escucharlos me daban ganas de eyacular.

“¡Gaah, no perderé!”

Grite para aumentar mi moral y entonces use mi otra mano para intensificar mi ataque sobre Glinnis.

No obstante, como mi lengua estaba ocupando la mayor parte del espacio en su agujero, solo quedaba un punto libre – su clítoris.

Jyupupupupu, guchyuu……”

Mientras exploraba su vagina con mi lengua, dirigí mis dedos hacia su expuesto chícharo, pellizcándolo tan duro como pude con dos dedos.

“……… ¡¿Ugii?! E-ese lugar…… ¡!”

Glinnis grito de repente, interrumpiendo su intensa mamada.

“¿Oh? ¿Algún problema? Parece que nuestra lista súcubo no entreno este punto por completo”

“¡N-no es justo! ¡E-ese es mi lugar más sensible!”

“¿Y por qué no habría de usarlo? Después de todo no puedo permitirme seguir con este juego por mucho tiempo”

Continúe torturándola, haciendo que produjera adorables gemidos.

Comencé con caricias suaves y gradualmente aumenté la velocidad de mis dedos.

“¡Hii, hiii! Aaah, oooOOOooh

Glinnis, quien había mantenido la calma hasta hace unos instantes, no paraba de producir encantadores gemidos.

Después de un rato, ella ya no pudo seguir soportando su peso con sus brazos y se desplomo sobre mí.

Incluso sus manos dejaron de moverse por completo.

“¿Qué sucede? ¿Ya te disté por vencida? ¿Dónde quedaron tus técnicas de súcubo de las que estabas tan orgullosa?”

“¡Higiii! ¡N-no hay forma de que pueda usarlas en eshta shituashiooonn! ¡Iiiiiiiiiiihhhh!”

Cada vez que Glinnis se estremecía por el placer, su gran y fabuloso trasero temblaba en respuesta.

Inserte otro dedo en su vagina mientras disfrutaba de esta maravillosa vista.

Mis dedos, al ser más largos que mi lengua, continuaron estimulando las partes más profundas de su vagina que mi lengua no podía alcanzar.

“¡Ahh, mi clítoris y vagina al mismo tiempo! No, detente, ya no puedo más, ¡Me vengo, me veeenngoooo!”

“Muy bien, vente tantas veces como quieras. Me da curiosidad saber cuántas veces puede venirse una súcubo”

“Decir algo así como si nada…… ¡Ahhhh! ¡Me vengo! ¡Me vengooo!”

Sus temblores alcanzaron la cúspide.

Moví mis manos inmediatamente para darle el golpe final.

“¡Ahhh! ¡Me vengooo! ¡¡¡Meeveeenngooooooooo!!!”

En el momento en el que Glinnis alcanzo su orgasmo, sus jugos de amor salieron disparados de su vagina mientras que su cuerpo se convulsionaba como si hubiese sido golpeada por un rayo.

Mis dedos, que seguían dentro de su vagina, fueron apretados dolorosamente.

“¡Kufuuu, uuuuuuu!”

Cuando su orgasmo termino, ella comenzó a jadear intentando recuperar la energía que perdió.

Al ver lo débil que se encontraba justo ahora, mi corazón finalmente quedo satisfecho. Mi deuda quedo saldada. Todo lo que falta es recobrar lo que perdí.

Sin embargo, sé que esto todavía no termina. Después de todo aun nos falta pasar al sexo de verdad.


Notas del Traductor

¡¡Hola a todo el mundo!! Soy shironeko5th.

El primer asalto es para Allan, ¿Quién ganara el segundo?

Si te gusto la traducción considera apoyarme en Patreon y además obtén acceso a contenidos exclusivos y a mas capítulos antes que los demás.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s