Vol. 4 Cap. 3

Capítulo 3 – Breve Parada en el Bosque

Cuando el sol comenzó a elevarse, se abrió la puerta del carruaje y salió Cecil. Parece que Fran logro despertarla.

A pesar de los agudos sentidos de un elfo, ella no mostro ninguna señal de haberse dado cuenta de la mamada que me dio Fran. Al parecer alguien tiene el sueño pesado.

Bueno, incluso si lo hubiera descubierto ella solo se habría puesto celosa por un minuto y ya.

Mientras yo pensaba en estas cosas, Cecil se sentó junto a mí en el asiento del conductor.

“Allan-sama, es hora. Por favor permítame reemplazarlo”

“Nah, estoy bien. Pronto nos detendremos a descansar, así que déjame conducir un poco más”

Le pase el mapa a Cecil para mostrarle donde tenía planeado parar.

Deberíamos alcanzar ese lugar en unos minutos.

“Entiendo. En ese caso comenzare a prepararme para hacer el desayuno”

Ella se levantó y regreso adentro.

“Okay, lo dejo en tus manos”

Unos minutos después encontré un lugar apropiado para tomar un descanso, exactamente como lo había previsto.

Los arboles brindaban sombra y había un riachuelo cerca. Es un punto excelente para que descansen los caballos.

“Muy bien, ¡whoah!, ¡whoah! Paren caballos, paren”

Moví las riendas para detener a los caballos.

Después de que pararan por completo, baje del carruaje y desate las cuerdas para dejar que pastaran por un rato.

“Trabajaron muy duro, se merecen un descanso”

Cuando les di una palmada en el trasero, ellos se dirigieron hacia el riachuelo.

Parecen estar muy bien entrenados ya que no están intentando escapar, ahora solo tenemos que asegurarnos de que no haya bestias peligrosas en los alrededores.

Si los caballos llegaran a ser atacados, podrían resultar heridos o peor aún, ser devorados. Si eso sucediera haría que nuestro viaje se volviera mucho más difícil.

“¡Allan-sama, venga por favor!”

Volteé hacia el origen de la voz y vi que Cecil me estaba llamando.

Ahí vi una gran cacerola sobre una improvisada estufa de piedras.

“¿Podría crear un poco de agua con su magia?”

“Está bien, déjamelo a mi”

Le respondí alegremente y usé mi magia.

En tan solo unos instantes la cacerola estaba llena de agua.

Era muy conveniente que el agua producida con magia fuera bebible.

Ahora solo me quedaba esperar a que estuviera listo el desayuno.

Pero antes de eso recibí un llamado de la naturaleza. Conduje por mucho tiempo, así que supongo que era de esperarse.

Mire de reojo a Cecil y a las otras chicas antes de adentrarme en el bosque cercano.

*****

Escuche en ruido cuando caminaba de regreso después de haber terminado mis asuntos.

“…… ¿Una bestia?”

No estaba seguro de que era, pero tenía que revisar. Oculte mi presencia y me acerque con precaución.

Entonces vi algo moviéndose entre los arbustos. Cuando miré más de cerca vi que era……una persona.

“¿Helena? ¿Qué esta hacien-“

Mientras la estaba observando, ella miro sus alrededores, entonces se bajó sus shorts y ropa interior bruscamente, y se puso en cuclillas. Parece que no se dio cuenta de mi presencia.

Cuando me di cuenta de lo que estaba haciendo, ya era demasiado tarde.

“……Fuuuh

Un líquido transparente comenzó a salir de su entrepierna.

Aunque al principio me sentí algo incomodo, no pude apartar mi mirada de ella.

Intente cambiar mi posición para obtener una mejor vista, pero pise una rama seca como si hubiera sido puesta ahí como una trampa.

“¿Eh? ¡¿Q-Quién está ahí?! ¡¿O-Onii-san?! ¡N-no, no mires!”

Helena me descubrió, pero ya no podía detener lo que estaba haciendo.

Su cara se puso tan roja como una manzana al darse cuenta de que estaba observando su ‘lluvia dorada’.

No podía seguir escondiéndome ahora que me descubrió, así que en lugar de eso decidí acercarme a ella abiertamente.

“¡¿P-por qué estás aquí?!”

“Aunque suene algo extraño, me gustaría verte un poco más”

“¡Onii-san es muy malo! Uh, Uuuuuuuuh……”

Helena, quien todavía tenía su cara toda roja, se enojó, pero como estaba más avergonzada, se cubrió la cara con ambas manos y miro al suelo.

Después de que terminó, ella limpió su entrepierna y se puso de pie.

“¡Incluso si se trata de Onii-san, espiar a una chica mientras hace sus necesidades es imperdonable! ¡Le diré a Cecil-onee-san lo que hizo!”

“E-espera, lo siento, por favor perdóname”

Intente calmar a Helena apresuradamente.

Si le cuenta a Cecil sobre esto, mis planes para el futuro estarán en peligro.

“Entonces tendrá que hacer algo para compensarme”

“……Entiendo, pídeme lo que quieras”

“¿Cualquier cosa? En ese caso…… ¡Quiero que me haga el amor justo ahora!”

Al terminar de decir eso, ella se volvió a quitar sus shorts y ropa interior para mostrarme su lugar secreto otra vez.

“La verdad es que me sentí muy avergonzada por ser vista, pero al mismo tiempo……no quería que dejara de verme”

La vagina de Helena comenzó a mojarse otra vez a pesar de que la limpio hace solo unos segundos.

“Te has vuelto muy pervertida en muy poco tiempo”

Dije al mismo tiempo que toqué el trasero de Helena.

Si me perdona teniendo sexo, entonces creo que al final todo resulto bien, ¿cierto?

“Eso es porque Onii-san siempre me está mostrando la forma en la que lo hace con todas las demás onee-sans……”

“Ya veo. Puede que haya sido una mala influencia para ti. Me disculpo”

Hice que Helena se diera la vuelta.

Sujete sus dos manos e hice que las colocara sobre el tronco de un árbol cercano y después me coloque detrás de ella.

Helena todavía no tiene mucha experiencia, así que esto será una buena introducción para el sexo en exteriores.

“Onii-san, yo no puedo esperar más tiempo……”

“Lo sé. Te la meteré enseguida”

Saque mi polla de mis pantalones y la presione contra su empapada vagina.

Yo también me excite viéndola orinar.

“La dura y caliente cosa de Onii-san. Ahh, la punta está tocándome. ¡Por favor, ya no puedo resistirlo más!”

Dijo Helena y empujo su cadera contra la mía.

Su vagina devoro mi duro miembro.

“¡Uuuuuh, está entrando en mí!”

Helena grito extasiada.

Mi polla se sentía de igual forma por ser insertada dentro de su estrecho orificio.

“Estas realmente apretada. ¿Cómo te sientes, Helena?”

“¡Tu gruesa polla está dentro, pero quiero que me la metas hasta mi lugar más profundo!”

“Tu interior está realmente apretado. Siento como si estuviera a punto de partirse en dos. ¿En serio estás segura de que quieres eso?”

“Si, además también quiero que tú lo disfrutes, así que por favor muévete. ¡Puedo resistir lo que sea que me hagas!”

Ella me lo pidió con una mirada igual a la de una niña suplicando por un caramelo.

Esto me hacía sentirme un poco feliz. No puedo creer que ella tenga una súcubo escondida en su interior. Si no la hubiera descubierto, ella podría haberse convertido en una mujer diabólica.

Ningún hombre podría resistirse a sus encantos, ni al deseo de querer protegerla. Si alguien pudiera, entonces no sería un hombre.

“De acuerdo, cumpliré tus deseos”

Puse mis manos sobre su cintura y comencé a mover mi cadera.

Me moví con todas mis fuerzas, como si estuviera intentando destruir su pequeño y lindo trasero.

“¡¿Hahiii?! ¡Es demasiado intenso!”

Grito Helena sorprendida por mi excesiva fuerza.

“Si elevas tanto la voz, Cecil y las demás podrían escucharte. No quieres que eso suceda, ¿o sí?”

“Pero no puedo evitarlo…… ¡Hyau, nuuuuuh!”

Helena movió su cadera todavía más rápido al sentir como mi dura polla atacaba su interior. Lo estábamos haciendo tan intensamente que incluso comenzamos a perder el equilibrio.

“¡Está alcanzando mi lugar más profundo! ¡Aaah, Onii-san, ya no puedo más!”

“¿Qué no fuiste tu quien me dijo que me moviera? ¡Toma un poco más!”

Estire mis manos hacia el frente para acariciar sus melones que estaban tambaleándose debajo de ella.

Su enorme tamaño lucia muy inapropiado con su rostro infantil, pero aun así su sensibilidad era excelente.

“¡Ahiii, mis senos! ¡No los acaricies tantoooo!”

“¿Por qué no? Incluso tu interior se puso más estrecho de lo mucho que lo estas disfrutando”

Sentí como se contrajo la vagina de Helena mientras movía mi cadera.

Era estrecha desde un principio, pero se volvía incluso más estrecha cada vez que penetraba su vagina profundamente.

Su técnica todavía no era muy buena, pero su actitud trabajadora era de admirarse.

“¡Hiuu, Nnnnuuuuuu! ¡Me vengo, me vengo!”

“Espera un segundo, ¿tú fuiste la que inicio esto y ahora te estas viniendo antes que yo? Que egoísta eres”

“¡Incluso si me dices eso, en serio ya no puedo contenerme! ¡Me vengo!”

Su vagina se contrajo todavía más, así que aumente la velocidad de mi cadera para venirme al mismo tiempo que ella.

“¡Me vengo! ¡¡¡Mevengomevengomevengo!!! ¡¡O-Oniisaaaan, aaaaAAaaaahh!!”

“¡Yo también me vengo, Helena!”

Use toda mi fuerza para embestirla una última vez y cuando alcance su lugar más profundo vertí mi semilla en su interior.

Llene su estrecha vagina en un instante.

Hii, higuuuhh……¡!”

Helena comenzó a desplomarse, pero logre sujetarla antes de que tocara al suelo.

Eventualmente mi semen comenzó a derramarse de entre sus hermosas y piernas.

Si regreso con ella en este estado, las demás descubrirán lo que hicimos.

Pues bien, ¿Cómo debería explicarle esto a Cecil?

Estaba pensando en una excusa seriamente mientras la cargaba de vuelta, pero cuando finalmente llegamos al carruaje, Cecil ya estaba enojada porque llegamos tarde para desayunar.


Notas del Traductor

¡¡Hola a todo el mundo!! Soy shironeko5th.

Parece que Helena y Allan acaban de adquirir un nuevo fetiche, 😉

Si te gusto la traducción considera apoyarme en Patreon y además obtén acceso a contenidos exclusivos y a mas capítulos antes que los demás.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s