Vol. 3 Cap. 9

Capítulo 9 – La Rama de Bivnaheim

Unos pocos días después nos dirigimos al castillo acompañados por Helena.

Como no teníamos ningún contacto en este país era algo difícil conseguir una audiencia con el rey, así que en lugar de eso decidimos reunirnos con alguien cercano a él.

Ese alguien era el ministro que conoció Fran.

Después de que Helena nos diera más detalles descubrimos que dicho ministro es una de las personas en las que confía el rey, lo que lo convierte en uno de los más poderosos oficiales del reino.

Esperaba que sí se lo solicitábamos al ministro tendríamos muchas posibilidades de conseguir una audiencia con el rey.

“Todas nuestras esperanzas están puestas en ti, Helena”

“¡Si, me esforzare!”

La chica asintió muy enérgicamente mientras la seguíamos hacia la entrada trasera del castillo.

Entonces, justo como ella esperaba, el ministro en cuestión estaba ahí.

Oh, Helena. Veo que hoy también estas trabajando tan duro como de costumbre”

“Agradezco su elogio, pero esta humilde sierva no puedo compararse a su excelencia”

“Que jovencita tan bromista”

Él saludo afablemente como se esperaba de un noble. Tengo que idear alguna manera de conseguir su cooperación.

Afortunadamente, parece que el humor del ministro mejoro mientras hablaba con ella.

De acuerdo con lo que atestiguo Fran, tal parece que él en verdad se preocupa por Helena.

Tengo que usar esto a mi favor.

Ejeje. A decir verdad, su excelencia, tengo un favor que me gustaría pedirle”

“¿En serio? Dime, no seas tímida. Yo puedo concederte cualquier cosa”

“Bueno, la cosa es que hay un par de personas que quieren tener una audiencia con su Majestad”

La expresión del ministro cambio por una de sospecha cuando Helena termino de contarle nuestra petición.

Hmmm. Helena, ¿Quiénes son esas personas?”

“Es alguien llamado Allan vi Alling”

“Nunca había escuchado ese nombre…”

Debido a que nuestras relaciones diplomáticas cesaron hace mucho tiempo, es entendible que no sepa mucho sobre los elfos.

Pero no conocer siquiera los nombres de la Familia Real, ¿Qué no tienen historiadores?

“A decir verdad, esa persona es un elfo”

“¡Un elfo! No puedo creerlo……”

“¡Es cierto! Y onii-san también es el príncipe del reino de los elfos……“

“¿Acaso tienes fiebre? Creo que deberías tomarte el día libre para descansar. Yo mismo se lo informare a la líder de las maids……”

Parece ser que este es el límite de Helena, pero hizo más que suficiente.

Me acerque a los dos desde atrás.

“Discúlpeme, su excelencia. ¿Me permitiría un minuto de su tiempo?”

“¿Quién eres tú, otro mitad-elfo? ¿Cómo entraste al castillo?“

“Soy el elfo al que se refería Helena”

“¿Cómo sé que no eres un mitad-elfo cualquiera con malas intenciones?”

Aparentemente, él tampoco es familiar con la fisiología de los elfos.

Creo que no tengo más opción que recurrir a esto.

Saque de mi bolsillo una rama del King Tree.

“Eso es…… ¡¿una rama del King Tree?! ¡¿Pero no es del de nuestro país?!”

“Claro que no. Después de todo es del King Tree de los Elfos”

“Que alguien posea una de las limitadas ramas del King Tree……”

El ministro se quedó callado por un momento, pero después de deliberar, asintió.

“Entiendo. Te arreglare una audiencia con el rey. Pero primero quiero asegurarme de que la rama es legítima”

“Estoy de acuerdo, sin embargo, quiero que la lleven mis compañeras”

En ese momento llame a Cecil y a las demás que esperaban afuera.

Oh mí. ¿Qué tenemos aquí? Dos elfos más…… ¡¿y un hada?! Que gran momento para estar vivo”

Parece que el ministro se olvidó por completo de Helena.

Bueno, yo reaccionaria igual si tales criaturas mitológicas aparecieran frente a mí.

“No exactamente. Ella es mitad-elfo. ¿Chicas, podrían tomar la rama del King Tree y acompañar al ministro?”

“Allan-sama, ¿está seguro de que quiere confiárnosla a nosotras?”

“No hay nadie en quien confié más que ustedes”

“……Muy bien, haremos lo que desee”

Entonces Cecil se arrodillo frente a mí y recibió la rama como si fuera una ceremonia.

Gracias a este intercambio, el ministro parece estar empezando a creer que soy alguien importante.

“En ese caso, lo consultare con un experto. Sí es genuina te permitiré tener una audiencia. Helena, ¿podrías guiar a nuestro invitado a la sala de espera?”

“¡Si, por favor déjemelo a mí!”

Espero que con esto finalmente podamos reunirnos con el Rey de Bivnaheim.

○○○○

“¿Así que eres el príncipe del País de los Elfos?”

Justo ahora estaba completamente solo parado frente al enorme trono sobre el cual se encontraba sentado el rey de este país.

Su cabello y barba eran blancos lo cual lo hacían lucir considerablemente viejo.

Él me veía con sospechas. Parece que esto no será tan fácil.

“Así es. Yo soy el Príncipe de Arinheim, Allan vi Alling”

“Confirmamos en nuestros registros que ese es ciertamente el nombre del príncipe del País de los Elfos. Pero ¿por qué ahora después de que tu país ha permanecido en silencio por tanto tiempo y además estando acompañado por un hada también?”

“Para unir a todo Algarde y traer la paz al mundo-“

Hmph, ¿paz mundial? Eso es imposible”

El rey me interrumpió.

“Se que los elfos y espíritus han sido aliados por mucho tiempo gracias a que ambas razas tienen un tiempo de vida muy largo. ¿Pero qué pasa con nosotros los humanos?”

“Es cierto que comparado con nosotros su tiempo de vida es corto, pero-“

“Una vez que el rey muere, los ideales de un país cambian. Es por eso por lo que asociarse con una nación que cambie de ideas cada pocos años es difícil. Sabiendo esto, ¿cómo podrás asegurarte de que esta unión dure?”

“Si ese es el caso, ¿entonces qué le parece llevar a cabo una conferencia con un representante de cada país cada año?”

Le presente mi idea al rey lleno de negatividad.

“Es cierto que si se realiza cada año seremos capaces de adaptarnos a las circunstancias, sin embargo, ¿puedes asegurar que los espíritus, famosos por recluirse en su país, realmente participaran todos los años y no solo cuando se les dé la gana?”

A pesar de que hay mitad-elfos en este país, en cuanto a los espíritus, la mayoría de ellos no están interesados en vivir fuera de su país y por eso no hay presencia suya en el exterior. A excepción de Effie y algunos otros, por supuesto.

Esto llega a tal grado que incluso se les puede considerar como hikikomoris, pero……

“Entonces me reuniré con el Rey de los Espíritus y lo convenceré. Sí él acepta, este acuerde se mantendrá por los siguientes mil años”

“Conque mil años……nuestra percepción del tiempo es realmente diferente”

Aunque exagere un poco, lo hice para recalcar mi punto. Después de todo él es el rey y no puedo tomarlo a la ligera.

Así que endurecí mi expresión y lo confronté otra vez.

“Actualmente, Algarde está en calma, pero no sabemos por cuanto tiempo. Su Majestad, ruego su cooperación para hacer que el mundo este un paso más cerca de alcanzar la verdadera paz”

“Si lo planteas de ese modo, entonces estoy de acuerdo”

Dijo mientras frotaba su blanca barba.

“Yo también anhelo la paz, pero ¿en serio crees poder conseguirla?”

“Lo juro por mi nombre, Allan vi Alling”

Hmmm……”

El rey se me quedo viendo en silencio por un rato.

Después puso su mano sobre el reposa manos del trono y dijo.

“Muy bien. Con esto, Bivnaheim oficialmente entra en relaciones amistosas con Arinheim”

“Agradezco mucho su decisión”

A pesar de que el rey tenía una actitud difícil de complacer, de algún modo logre transmitirle mi ideal.

En serio me alegro.

“Pero hay una condición”

Esas palabras detuvieron instantáneamente la felicidad que brotaba de mi corazón.

“¿Y cuál sería esa condición?”

“Entiendo lo que tratas de hacer, pero no sé lo que mi hijo pensara al respecto. Es por eso por lo que solo puedo garantizar la amistad entre nuestros países siempre y cuando siga con vida”

“Comprendo, a pesar de que hemos alcanzado la paz con su majestad, puede que ese no sea el caso con el príncipe heredero de este país”

“Exactamente, ¿sabiendo eso, todavía crees poder lograrlo?”

“Por supuesto, después de todo no planeo hacer de este un viaje de cien años. Lo lograre antes de que se dé cuenta”

Al principio pensaba tomármelo con calma, pero como Helena se nos unió hace solo unos días, nuestros planes cambiaron.

Ahora lo conseguiré tan pronto como sea posible y después me relajare.

“En ese caso, aquí está la rama de nuestro King Tree”

Después de que el rey dijo eso, un decrepito ayudante trajo un cofre muy elegante.

“Allan vi Alling, ahora puedes acercarte y aceptar nuestra rama”

Camine hacia el rey mientras él sacaba su rama del cofre.

Y entonces me la entrego.

“La dejo a tu cuidado. Permíteme ver cómo será el mundo de ahora en adelante”

“Le mostrare resultados que cumplan sus expectativas”

Es así como logre intercambiar ramas del King Tree con el segundo país.


Notas del Traductor

¡¡Hola a todo el mundo!! Soy shironeko5th.

Dos ramas menos faltan dos.

Si te gusto la traducción considera apoyarme en Patreon y además obtén acceso a contenidos exclusivos y a mas capítulos antes que los demás.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s